Barritas de semillas y kit de viaje

05

Esta semana me voy de viaje por trabajo lo cual siempre me genera sentimientos un poco encontrados. Por un lado me gusta porque me encanta viajar, quebrar la rutina de la oficina, y más aún si es al sur de Chile, donde de paso tengo amigos. Pero por otro lado no me gusta porque echo de menos mi casa, mis gatas, y a mi Nico.

Con el tiempo (y la edad seguramente) me he puesto súper hogareña, y me cuesta más que antes patiperrear sola. Igual lo disfruto, pero es diferente: antes cuando era soltera me daba lo mismo por donde andaba, recorrí buena parte del mundo sola con mi mochila y no pensaba en nada más que en mi misma. Pero hoy es distinto; los vínculos de amor que uno va creando por la vida te cambian algunas perspectivas, y el goce ya no se trata del uno sino que de lo que se construye en común.

Pero también me pasa que echo mucho de menos mi comida, aquella que es la más sana, hecha en casa, y que uno conoce bien. En regiones de Chile siempre me ha costado mucho encontrar comida liviana, magra y saludable, así que cuando vuelvo de algunas semanas de viaje llego con el estómago un poco atravesado por lo mismo. Viajar en onda saludable es difícil a veces.

Con el tiempo he ido aprendiendo que al final evitar esos malos ratos depende de mí, y que sólo basta un poquito de organización el día previo al viaje para solucionar gran parte de esos inconvenientes. La otra parte tiene que ver con las decisiones que se toman en el día a día en relación a la alimentación y el deporte.  Vamos por parte…

01

Comida en el avión: No importa a qué hora sea tu vuelo, siempre hay horarios de comida involucrados, y la comida de los aviones es cada vez peor, sobre todo si es nacional dentro de Chile. Las aerolíneas te llenan de snacks cargados de azúcar y grasas trans que lo único que hacen es aumentar la deshidratación y la sensación corporal de hinchazón que nos queda después de un paseo por las nubes. Últimamente me ha tocado viajar mucho al medio día, por lo que he empezado a llevarme mi almuerzo para comer on board. Pero también lo he hecho al desayuno y cuando los vuelos son en horario de merienda. Esta vez mi vuelo es a la 1.30pm, por lo que me armé una rica ensalada de quínoa, garbanzos, brotes de alfalfa, palta, espinaca, queso feta, perejil y semillas de amapola. La ensalada la preparo el día anterior y luego justo antes de salir le agrego un aliño que puede ser en base a tahine y limón, o una vinagreta. Lo importante es que si optas por una ensalada ojalá sea con productos que puedan sostener bien el viaje, que no necesiten mucha refrigeración (en caso de que tu viaje sea muy largo), y que al contacto con el aliño no pierdan la textura. Para los cubiertos, como no se pueden pasar por el chequeo de seguridad, normalmente pido unos desechables en alguna de las tiendas de comidas que hay dentro del aeropuerto, o me llevo de madera.

07b
Agua: 
Mantenerte hidratado durante el viaje en avión y una vez que llegas a destino es clave, por lo que debes tomar mucha agua y evitar a toda costa el café, alcohol y bebidas azucaradas. Lleva contigo una botella reutilizable (para evitar las botellas plásticas) la cual puedes llenar en el aeropuerto antes de subirte al avión, en el caso de que en el control de seguridad no puedes pasar con líquidos (principalmente vuelos internacionales). Si no tienes una botella reutilizable, la otra opción es que apenas cruces el control de seguridad te compres un par de litros de agua y los subas contigo para que te acompañen todo el viaje. Mantenerte hidratado te ayudará a sentirte satisfecho por más tiempo, dormir mejor y a mantener tus vías respiratorias húmedas; evitarás fatiga, dolores de cabeza y que tu piel se reseque con el ambiente interno del avión. Durante tu estadía en el lugar de  destino recuerda también tomar mucha agua, ya que seguramente te estarás moviendo o en alguna actividad que demandará energía e hidratación constante.

Desayunos: El desayuno es la comida más importante del día, lo que te permite arrancar en las mañanas con todo y enfrentar un día intenso con la mejor energía. Yo sufro cuando llego a un hotel y el repertorio es “pan” blanco de molde, yogurts multicolores, queques, cereales y jugos azucarados. Para mi no es opción partir el día sin desayunar, por lo que de a poco también he empezado a llevar mis propios ingredientes para el desayuno: pan de centeno y té verde. Si estoy en un lugar donde me puedo cocinar, compro unos huevos o palta y con eso estoy lista. Sino, bajo con mi pancito disimuladamente al comedor del desayuno y ahí lo acompaño con algo que ojalá me pueda dar energías y proteínas para la mañana, como huevos revueltos o quesillo. Hace varios meses dejé de tomar café, por lo que mi té de las mañanas es sagrado, y mientras más liviano mejor. El té verde además tiene muchos antioxidantes y propiedades benéficas para la salud cerebral, la digestión y el metabolismo de las grasas, así que no hay por donde perderse.

Snacks: El año pasado aprendí que comer cada 3-4 horas es lo mejor que le puede pasar a tu organismo. Mantienes a tu cuerpo constantemente nutrido, y así evitas los peaks de hambre y bajones de insulina que son tan peligrosos para la salud. Si comes sólo dos o tres veces al día y además pasas mucha hambre entremedio tu cuerpo entra en una especie de estado de guerra, donde todo lo que coma lo va a guardar como si no se fuera a alimentar de nuevo en mucho tiempo. Esto al final es contraproducente en planes de pérdida de peso, pero a la larga te puede generar problemas con el metabolismo, por lo que lo mejor es siempre tener a mano unos snacks para entretenerse entre las grandes comidas. Obviamente que los snacks tienen que ser saludables, ya que tampoco se trata de andar picoteando papas fritas, dulces, muffins. Idealmente los snacks deben tener grasas buenas, carbohidratos complejos y proteínas, y ahí uno puede ir combinando según la hora del día. Por ejemplo, yo en las mañanas trato de comer un snack que tenga carbohidratos + grasas buenas, y en las tardes, sólo proteínas, o proteínas + grasas buenas. ¿En qué se traduce esto a cosas concretas? El de carbohidratos + grasas buenas puede ser: 1 fruta y 1/4 taza de avellanas o maní sin sal; 2 tortitas de arroz y 1/2 palta; etc. Para las proteínas, puedes comer un poco de hummus, quesillo, huevos, o tofu. Para este viaje me llevé mandarinas y avellanas para las mañanas, y unas barritas de semillas y proteína vegetal para las tardes.  Al final podrán encontrar la receta que es súper fácil de hacer y no demora casi nada.

Deporte y comidas en terreno: Por último es importante tener en cuenta que cuando uno está fuera de la casa la mayoría de las comidas que harás serán fuera, en restaurantes, bares o casinos. La comida de restaurantes suele ser más grasosa y tener más sal que la recomendada. De vez en cuando no pasa nada, pero 2 veces al día por 7 días a la semana ya se torna un poco complicado. Trata de escoger las opciones más livianas, ojalá con verduras, ensaladas, y si vas a comer pescado, pollo o carne, que sea a la plancha y sin grasas. Evita los carbohidratos pesados en la noche y también la ingesta de alcohol diaria. Si estás en un hotel con gimnasio o piscina, haz lo posible por incluir una rutina de ejercicios en la mañana o en la tarde. Si no cuentan con espacios para ejercicios no importa, sal a caminar, haz tu rutina de yoga en la habitación, o ejercicios con videos de internet.

Siempre he dicho que mantenerse sano y vivir una vida con hábitos saludables es más difícil que la alternativa de no hacerlo. Hoy estamos rodeados de golosinas, bebidas azucaradas, estímulos de consumo de bebidas energéticas, alcohol, etc. Si vas por la calle y tienes hambre, es más fácil parar en una esquina y comprarte un chocolate o galletas, que encontrar frutas o semillas. El ritmo de vida actual también dificulta darse espacio para hacer ejercicio todos los días, y finalmente es más fácil y cómodo quedarse en el sillón sin hacer nada. Pero como dije al principio de este post, gran parte del cambio depende de uno mismo, y la diferencia está en organizarse con tiempo. Al final es como una inversión a largo plazo en la cual además los frutos se disfrutan en el día a día.

02 03 04 05 05

Barritas de semillas y proteína vegetal

Porciones 10
Tiempo de preparación 15 minutes
Tiempo de cocción 25 minutes
Tiempo total 40 minutes
Dieta Gluten Free, Vegan

Ingredientes

  • 1 1/2 Taza avena orgánica
  • 1/2 Taza semillas de maravilla peladas
  • 1/2 Taza semillas de zapallo
  • 1/4 Taza hojuelas de coco deshidratado
  • 1/4 Taza almendras molidas
  • 3/4 Taza granadas
  • 2 Cucharadas semillas de chía
  • 2 Cucharadas chía en polvo (puedes reemplazar por otro tipo de proteína que prefieras)
  • 10 Dátiles picados
  • 1 Limón (sólo la cáscara rallada)
  • 1 Palito de vainilla (el raspado del interior sólamente)
  • 1/2 Taza arrope de ágave (puedes usar maple syrup también)
  • 4 Cucharadas aceite de coco orgánico

Preparación

1. Pre calienta el horno al máximo (250°C). En un bowl aparte, mezcla todos los ingredientes (excepto el aceite de coco y el arrope de ágave).
2. En un sartén pequeño y a fuego muy bajo calienta el arrope de ágave con el aceite de coco hasta que este último se derrita. Apaga el fuego y vierte el contenido del sartén sobre la mezcla inicial. Revuelve bien todo hasta que el arrope y el aceite de coco queden impregnados en las semillas y la avena.
3. Cubre una fuente de horno con papel mantequilla y vierte la mezcla. Aplana el contenido con una cuchara y apriétalo para que quede compacto.
4. Hornea a fuego alto por 25 minutos. Retira del horno y deja enfriar por 1 hora antes de cortar las barritas.
5. Corta las barritas en el tamaño que prefieras. Las puedes comer de inmediato o guardar envueltas en papel mantequilla dentro del refrigerador.

Notas

Estas barritas quedan deliciosas y además son veganas y gluten free. La chía en polvo es la proteína vegetal que le agrega aminoácidos esenciales a la preparación, y que además aglutina un poco las barritas. Puedes reemplazar las granadas por goji berries o chip de chocolates si quieres algo un poco más goloso. ¡Que las disfruten!

8 Comments

  1. Hola!
    Buen artículo. Es verdad que cuando uno anda en la onda de comer saludable, las opciones se reducen bastante. De todos modos el esfuerzo es ampliamente recompenzado con los beneficios que logramos alimentándonos mejor.
    No se me había ocurrido llevar colaciones para los viajes y siempre me pasa que tengo que botar la botella de agua en algún control de aeropuerto. Y después es una lata depender del servicio a bordo para hidratarte…
    Pregunta: porqué siempre este tipo de recetas usan dátiles? Se podrá reemplazar por ciruelas secas o pasas? En Chile los dátiles son caros y vienen de muy lejos… prefiero los productos locales (pensando en su huella de carbono) Funcionará? Gracias!

    • Hola Pame,
      Los dátiles se usan porque endulzan bastante de manera natural, y porque también aglutinan.
      No se si las pasas lo logren, pero de todas formas las ciruelas secas y los higos secos pueden ser una alternativa, sobre todo en cuanto a mantener un sabor y textura similar a los dátiles.
      Cuéntame qué tal te resultan.
      Saludos!
      a.

  2. Hola! Me ha gustado mucho tu blog!… Un duda… viajo a san pedro a fin de mes, y quería saber si en los vuelos nacionales ponen problemas por llevar tu propia comida? En mi caso soy intolerante a la lactosa y obviamente la comida de los aviones casi nunca la como por lo mismo.
    Muchas gracias!!

    • Hola Bri!
      Gracias por visitar y comentar en el blog :)
      En vuelos nacionales e incluso en internacionales no ponen problema por la comida.
      Yo he pasado muchas veces con comida a vuelos nacionales y nunca me han ni preguntado al respecto.
      En vuelos internacionales es importante que la comida no sea muy líquida, es decir, nada de sopas, jugos, y si llevas dips, que sean lo más secos y pastosos posible. Yo he pasado con frutas y bolsitas de avellanas, frutos secos y barritas y nunca me han dicho nada tampoco.
      En ambos casos ojo con los cubiertos, que no se te vaya a pasar un cuchillo por ahí… jeje…
      Saludos y buen viaje!
      a.

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published