Borsch: Sopa de Betarragas

borsch portada

Las betarragas son de esas verduras que a la mayoría de las personas les genera una especie de relación amor – odio. Son un gusto adquirido, no hay duda. Siempre me he preguntado por qué será eso. ¿Será por el color que no lo asociamos a una verdura? ¿Será el sabor medio dulzón que tampoco asociamos a una ensalada o un plato salado?  ¿O será la textura de una betarraga mal preparada lo que le ha dado mala fama histórica?

Porque eso si es verdad, una betarraga sobre cocida, insípida y sin carácter es para espantar a cualquiera. Pero lo mismo sucede cuando sobre cocinamos una coliflor, los espárragos, o las zanahorias, y no nos preocupamos de sacarle partido a los vegetales que la tierra nos regala, así que como dice el refrán popular chileno, “la culpa no es del chancho sino de quien le da el afrecho”.

betarragas

Por mi parte, AMO las betarragas; así tal cual, con letras mayúsculas. Cada día me gustan más no sólo porque me gusta su sabor, sino porque además las encuentro súper versátiles. Se pueden cocinar de muchas maneras: al vapor, al agua, asadas, al horno, fritas; se pueden comer crudas en ensaladas o en carpaccios; se pueden hacer diferentes sopas con ellas; se pueden hacer muffins y tortas; se pueden hacer jugos; e incluso tinturas naturales. Lo máximo!!!

Lo mejor de tanta versatilidad es que puedes adaptar el consumo a las diferentes estaciones del año, y como por acá está haciendo bastante frío ya, la receta de esta semana destaca el lado invernal de las betarragas con una sopa tradicional de Europa del Este que se llama “borsch”.

beetroot borsch

El borsch como plato típico es originario de Ucrania, pero también está presente en la cocina nacional de Rusia, Polonia, Bielorrusia, Rumanía, Moldavia y Lituania. Es una sopa contundente en base a un caldo de carne con betarragas y en algunos casos también lleva otro tipo de verduras, incluyendo papas, repollo y zanahorias. Las variaciones que existen de esta sopa son tantas como familias en Europa del Este; es de esos platos que cada familia cocina diferente según las tradiciones que se han pasado de generación en generación, por  lo que no les sorprenda si buscan en internet y encuentran versiones totalmente diferentes. Lo que si es de común acuerdo, es que esta sopa es un excelente acompañante para una copita de vodka. Habrá que comprobarlo, ¿no?

La receta del borsch que les presento hoy está adaptada de la versión de Green Kitchen Stories, y a diferencia del plato tradicional que usa un caldo de carne que se cocina por 3 horas, esta versión es vegetariana y muy rápida de hacer. Es una preparación contundente para comerlo como plato principal, y condimentado con yogurt y un poco de cilantro fresco picado queda maravilloso. La acidez del yogurt se mezcla con el dulzor de la betarraga, y junto con el comino y el vinagre de manzana, el juego de sabores en boca es espectacular. Bon Appetit!

borsch betarraga

Borsch: Sopa de Betarragas

Porciones 4
Tiempo de preparación 10 minutes
Tiempo de cocción 40 minutes
Tiempo total 50 minutes
Dieta Gluten Free, Vegetarian

Ingredientes

  • 2 Cucharadas Aceite de oliva
  • 1 Cucharadita semillas de mostaza
  • 1 Cucharadita semillas de comino
  • 500 Gramos betarragas (crudas)
  • 4 Tazas agua
  • 2 Hojas de laurel
  • 1 Cucharada vinagre de manzana
  • Sal y pimienta
  • Yogurt natural y cilantro para decorar

Preparación

1. En una olla grande, calienta el aceite y agrega las semillas de mostaza y de comino cuando el aceite agarre temperatura. Revuelve bien.
2. Cuando las semillas empiecen a reventar, agrega la cebolla picada y saltea revolviendo de vez en cuando hasta que la cebolla comience a dorarse.
3. Mientras se dora la cebolla, ralla las betarragas con un rallador manual, una mandolina o máquina procesadora si es que tienes. La idea es que queden filamentos más o menos largos y delgados.
4. Una vez rallada, agrega la betarraga a la olla junto con el agua y las hojas de laurel. Lleva la mezcla a ebullición y luego baja el fuego al mínimo y deja que hierva a fuego lento por 30-40 minutos. Apaga el fuego al final de la cocción, agrega el vinagre de manzanas, la sal y la pimienta. Revuelve bien y deja reposar unos minutos antes de servir.
5. Para servir, en un plato hondo pon una porción de betarraga rallada y cubre con el caldo. Agrega encima una cucharada de yogurt natural y un poco de cilantro fresco picado encima.

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published