Vendimia en Colchagua

18

Hacia mediados de Abril nos fuimos un fin de semana a Colchagua con Nico. Es una zona que me encanta, sobre todo en otoño, donde los árboles y las parras están amarillas y rojas, mostrando toda su intensidad y belleza. Pero además porque es época de vendimia,y a pesar del duro trabajo que ello representa para los viñateros, es también un tiempo de celebración, de regocijo por la cosecha, de creación y goce por el vino que nace.

Este año tuvimos la suerte de ser invitados a la celebración de la vendimia en Viña Polkura, una de mis viñas favoritas por varias razones, ¡pero principalmente por sus syrah y malbec maravillosos! La invitación era por el día y con alojamiento, así que probamos sus deliciosos vinos a destajo, comimos rico y compartimos con amigos. Lo más entretenido fue que en la noche acampamos todos en la viña, así que después de un asado y una fogata bien conversada, se armaron las carpas entre las parras y nos fuimos todos a dormir.

0304
Nunca había acampado en una viña, pero si había alojado varias veces en otras viñas. Eso si siempre en una casa con camas, así que esta experiencia fue genial. Además que la onda era súper familiar y había muchos niños, carpas de todo tipo, incluso una camper van gigante instalada en medio del cerro.

Me encanta la vida en torno al vino, siempre lo he dicho. Hay algo que tiene que ver con la creación, con el compartir y sobre todo con el disfrute. Tengo la suerte de tener un hermano enólogo y padres que son periodistas gastronómicos, por lo que la cultura del vino la vivo todos los días y en cada comida. Con Nico además nos gusta mucho tomar vino, y siempre estamos en la búsqueda de nuevas botellas, desde las clásicas de siempre hasta versiones más innovadoras. De a poco nos hemos ido armando una pequeña cava y vamos creando nuestra colección, por lo que el vino es algo que no falta nunca en nuestra mesa.

06 05

Volviendo a Colchagua, para los que nunca han ido, les cuento que es una de las tres provincias que conforman la sexta región de Chile, y además un valle vitivinícola muy fértil, donde se hacen vinos maravillosos. Por lo mismo es un destino turístico a nivel mundial, y se nota bastante cuando uno anda por allá. Se ven muchos extranjeros haciendo tours en las viñas, y hay un desarrollo de hoteles y restaurantes enfocado al turismo enológico.

Nosotros hemos ido varias veces, y a distintos lugares del Valle de Colchagua. De a poco hemos ido conociendo lo que se conoce como La Ruta del Vino y explorando los distintos rincones del valle. El año 2012 fuimos a Santa Cruz y nos dimos el gusto de alojar en la casona de campo de la Viña Bisquertt, un lugar maravilloso que te transporta directamente al período colonial chileno. Mucho silencio, comidas ricas, y harto vino. Esta vez fuimos en un plan más exploratorio, y con ganas de recorrer, así que a la ida nos salimos de la Ruta 5 en San Fernando y enfilamos hacia la viña Polkura en auto por ese camino, pasando por Nancagua, Palmilla y Marchigüe.

020807

En la viña nos dedicamos a comer, tomar vino y pasarlo bien. Paseamos por las parras y de la mano de sus dueños conocimos toda la historia, los secretos y sus rincones. Al final de la tarde subimos hasta la punta del cerro Polkura que da nombre a la viña, desde donde teníamos una vista privilegiada del valle de Colchagua y del micro valle de Marchigüe.

0910

Al final del día nos juntamos todos en torno a una fogata y mientras los adultos seguíamos en la conversa con nuestras interminables copas en mano, los niños derretían marshmellows al fuego. El fuego fue nuestro mejor amigo durante el fin de semana, ya que nos sirvió durante el día para cocinar a la parrilla, en la noche para calentarnos e iluminar, y en la mañana para preparar el desayuno. Cuando estoy en situaciones así en medio de la naturaleza, no puedo evitar pensar cómo habrá sido la vida antes del fuego. Muchas veces damos por sentado ciertas cosas y se nos olvida que hay una historia detrás y que ha sido parte del desarrollo del ser humano conseguirlas. ¿Cómo sobrevivía el ser humano sin este magnífico descubrimiento que es el fuego? ¿Se imaginan cocinar sin él? ¿Pasar un invierno sin calefacción? ¿O salir en una noche oscura a caminar en medio de la nada sin algo que ilumine el camino? Difícil por decir lo menos.

11 11b

Al día siguiente después de un desayuno parrillado de huevos revueltos con tomate (va la receta, no se preocupen!) seguimos con nuestro viaje rumbo a la costa y llegamos a Pichilemu. De ahí nos fuimos a las salinas de Cahuil y luego emprendimos el camino de retorno por Paredones, Lolol y Santa Cruz. Almorzamos en un lugar que se llama Pan Pan, Vino Vino, y luego pasamos a comprar vino (cómo no!) a una nueva tienda boutique al lado del camino que se llama La Vino Garage. Queda a la altura de Cunaco, así que si andan por ahí pasen de todas maneras; tienen una excelente selección de vinos, está muy bien atendida y es muy linda.

Acá les dejo una selección de fotos del viaje y al final, la receta de los huevos revueltos con tomate en una versión que pueden hacer en casa y no exclusivamente arriba de una parrilla. De igual forma quedan deliciosos y alegran cualquier desayuno. Finalmente, no dejen de conocer Colchagua y sus rincones; es un valle hermoso y que sorprende.

12 13 14 15 16 17 19 20

Huevos revueltos con tomate

Porciones 2
Tiempo de preparación 5 minutes
Tiempo de cocción 10 minutes
Tiempo total 15 minutes

Ingredientes

  • 5 Huevos (calcular dos o tres huevos por persona)
  • 1 Tomate grande picado en cuadritos (o 15 tomates cherry)
  • 1 Cucharada mantequilla
  • 1/2 Cucharadita merkén
  • Sal y pimienta a gusto

Preparación

1. Calentar la mantequilla en un sartén a fuego alto.
2. Agregar los tomates picados y el merkén. Saltear por unos 5 minutos.
3. Incorpora los huevos uno a uno al sartén y deja que se cocine un poco la parte blanca. Revuelve suavemente para incorporar la yema y retira del fuego.
4. Aliña con sal y pimienta a gusto, y sirve caliente con un rico pan de campo tostado. Bon appetit!

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published