Crema fría de palta y pepino

crema fria aguacate

Cuando vivía en Inglaterra la Navidad sin duda era de mis festividades favoritas, y durante el mes de Diciembre el espíritu navideño me agarraba con todo. Era de esas personas que decoraba la casa, ponía detallitos en todas partes, organizaba la cena, cocinaba, alojaba amigos, escogía los vinos precisos para las fiestas, horneaba galletas, panes de pascua y hacía todo lo posible para crear un ambiente ultra acogedor.

Lo disfrutaba mucho y poco a poco en esos seis años que pasé allá, logre entender el valor que tiene la Navidad y la lógica cuando se vive en su entorno original, es decir, en países fríos, con nieve y poca luz (en invierno a las cuatro de la tarde ya está oscuro).  Para mi lo mejor de la Navidad era la pausa, el relajo, el juntarse con los amigos y la familia a comer por 3 días, dormir siesta y regalonear. Ojalá lo más apretaditos posibles para que no se colara el frío de afuera y así ayudarnos mutuamente a mantener el calor del hogar.

Acá en el hemisferio sur en cambio, la navidad es bastante extraña y no me agrada mucho. No me gusta principalmente por como viene acompañada, con el frenesí del fin de año laboral, el calor abrumador de Diciembre, y con la carrera por los regalos que le quitan la gracia a una época del año que debería ser para compartir, cerrar los ciclos y prepararse para un nuevo comienzo.

sopa fría de palta

Cuando volví a Chile, los primeros años aún tenía este espíritu navideño del norte, así que volví a mis antiguas tradiciones de decorar, hacer panes de pascua, galletas y regalarle a todo el mundo cosas ricas. Eso hasta el año pasado en que me excedí con el horneado y terminé odiando todo por el calor. En un momento sentí que se había convertido más en un trabajo extra que un disfrute, por lo que este año en pos de mi sanidad mental y espiritual decidí renunciar a la locura navideña y tomarlo todo con calma y de la manera más rápida y sencilla posible.

Eso incluye también el menú navideño, y como se que serán varios los que llegan a fin de año levemente estresados y en búsqueda de soluciones rápidas y fáciles para la cena navideña, he decidido dedicarle esta semana completa a crear un menú navideño rico, sano, liviano, frío y muy simple de hacer. Hoy subo esta entrada que es deliciosa y muy innovadora, ideal para mantener el hábito de comer sopas en verano. El miércoles 17 de Diciembre subiré el plato de fondo, y el Viernes 19 de Diciembre el postre, así que manténganse atentos a este espacio.

Además, esta receta es parte del Menú Navideño 2014 de Ventanas Verdes, el grupo de bloggeras al que pertenezco. Como en el grupo hay algunas chicas que viven en Europa, allí podrán encontrar opciones calientes también, así que hay para todos los gustos. Bon Appetit!

sopa pepino y palta crema fria aguacate

Crema fría de palta y pepino

Porciones 4
Tiempo de preparación 15 minutes
Dieta Gluten Free, Vegan

Ingredientes

  • 530 Grs. pepino (con cáscara)
  • 3/4 Taza agua filtrada
  • 1 Palta grande madura
  • 3 Cucharadas aceite de oliva extra virgen
  • 3 Cebollines (solo la parte blanca)
  • 1 Diente de ajo
  • 1/8 Taza dill (si es fresco ideal, sino seco)
  • 6 Hojas menta fresca
  • 2 Cucharadas vinagre de sidra
  • 2 Cucharaditas sal
  • Ciboulette para decorar

Preparación

1. Mezclar todos los ingredientes en una juguera y licuar hasta alcanzar la consistencia de una crema.
2. Servir fría y decorada con el ciboulette picadito.

Notas

La receta original es de una bloggera que me gusta mucho, que se llama Amy Chaplin, y la pueden encontrar aquí.

11 Comments

  1. Los del hemisferio norte deberiamos aprender a vivir a otro ritmo, y así poder disfrutar de cada una de las cosas, sin llegar a querer hacer tanto.
    Menos es más. Ya lo decía Coco.
    Como habitante del otro lado, me sigue resultando chocante como celebran ustedes las Navidades. Una propuesta pues, ligera y digestiva.
    Gracias.

  2. Hay Anita, no es posible poner el horno y hacer galletas con las temperaturas de verano, me cuesta pensar en navidad en pleno verano. La guardaré para refrescarme el próximo verano ;)
    Un besote!!!

  3. El sentido navideño por este lado es tal cual como tu lo describes y aunque no celebro Navidad disfruto de la decoración y fl ambiente que es precioso.
    Crees que se pueda calentar un poquito la sopa?, me muero por probarla.
    Un beso!

    • Uy no se… yo creo que no porque no me imagino que quede muy bien el pepino o la palta caliente.
      De todos modos, mejor esperar al verano para que estén en temporada esos productos tb! ;)
      Cariños y feliz navidad!!

      P.D. Como no te puedo comentar en tu blog, lo hago por acá. La sopa de coliflor se ve increíble. Has probado hacerla con almendras? Queda maravillosa! ;)

  4. Rico y fácil, no tengo pesa de cocina y cocino todo intuitivamente, mis dudas son :
    530 grs es un pepino o dos?
    puedo reemplazar la menta por hierbabuena, que tengo en mi minihuerta

    aprovecho de mandarte mis buenos deseos de una hermosa Navidad junto a tus amores.
    besos!

    • Hola Cristina!
      Es un pepino grandote o 2 medianos a chicos.
      Y si, tb la menta se puede reemplazar con hierbabuena. Puedes agregar otras hierbas tb como albahaca y perejil, tb queda bien rico.
      Muchas felicidades a ti también en esta navidad!!
      Cariños,
      a.

  5. Pingback: Timbal de betarragas, queso de cabra y berros | Ciudadana B

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published