Flatbread Ricotta Kale y Pesto de Rúcula

Se acerca el fin de este imprevisible año 2020 y como en todos los anteriores, el tiempo parece seguir su curso de aceleración continua. ¿Por qué será que esa sensación de rapidez nos pesa tanto y a todos por igual?

¿Qué haces tu para rebelarte en contra de eso? Yo me anclo a la cocina. Si hay algo que no transo es en la alimentación, y para mi es fundamental siempre tener alimentos ricos, sanos y hechos en casa, aunque sean preparaciones rápidas, pero caseras.

Es hora de cambiar la noción de que nuestras malas elecciones alimentarias son el costo que tenemos que pagar por vivir una vida acelerada y estresada, y que el agotamiento es sinónimo del éxito.

Así que acá les dejo algo rico, simple y fácil de hacer para esos días rápidos; para que no nos falte rica comida que nos siga dando la energía que necesitamos para vivir.

PD. También queda perfecta en picoteos de fin de año o como pizza más liviana y saludable. Bon Appetit!

Flatbread con ricotta, kale y pesto de rucula

INGREDIENTES

Para el flatbread 

  • 1 taza harina 
  • 1 cucharadita de sal 
  • 1/2 taza de yogurt natural 
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva 
  • 1 pizca polvos de hornear 
  • 1 cucharada de agua caliente 
  • 1 atado de kale @huertoloschilcos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva 
  • Salsa soya a gusto 
  • 150 grs de ricotta 

Para el pesto de rúcula 

  • 1/2 bolsa rúcula @huertoloschilcos
  • 1 atado de perejil @huertoloschilcos
  • 2/3 taza nueces
  • 2 ajos salteados 
  • 1 taza aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal 

PREPARACIÓN 

  1. Precalentar horno a 250gr con una lata de horno adentro 
  2. En un bowl mezclar la harina, sal, yogurt, 2 cucharaditas de aceite de oliva, polvos de hornear y el agua caliente. Formar una masa y dejar reposar 15 minutos.
  3. En el Inter tanto, picar el kale y saltear con 2 cucharadas de aceite de oliva y salsa soya a gusto durante 3-5 minutos. 
  4. Para el pesto de rúcula, mezclar todos los ingredientes en una procesadora de alimentos hasta obtener una pasta untable.
  5. Volver a la masa que teníamos reservada y estirar con un uslero dejándola de 1/2 cms de espesor. Para que no se pegue, espolvorear un poco de harina sobre la superficie donde se va a estirar. 
  6. Llevar la masa a la lata del horno caliente y hornear por 7 minutos o hasta que esté dorada por encima. 
  7. Sacar del horno, agregar la ricotta, el kale salteado y unas cucharaditas de pesto de rúcula. Servir tibio y comer con la mano.