Focaccia de Cebolla Morada y Eneldo

Una de las cosas que he disfrutado del último tiempo, a pesar de lo difícil que ha sido la incertidumbre post explosión, es la capacidad de vivir muy simple y el aprendizaje en torno a soltar toda expectativa. Ha sido duro el proceso, pero también siento que ha sido muy necesario para no colapsar emocionalmente.

Ya habiendo descansado un poco más de la adrenalina de la primera semana y el agotamiento de la segunda, en esta tercera semana sin casa y sin soluciones para volver, siento que he decantado emociones y estoy en un punto de aceptar lo que venga; como que me rendí.

Ya no tengo la capacidad mental ni emocional para pensar en planes alternativos que no resultan. Lo he intentado, si. En un fluir casi por inercia de lo que estamos acostumbrados a hacer, de verdad que he intentado encontrar soluciones, viviendas temporales, viviendas definitivas, etc., pero cada vez que lo hago y algo no resulta, siento que perdí mucha energía que podría haberme ahorrado.

Así que ahora mi ejercicio diario es cultivar la confianza en el universo y entregarme a la idea de que todo esto va a cuajar en algún momento, y que las soluciones definitivas irán apareciendo cuando estemos listos para recibirlas. Como siempre en la vida, ¿no?

Mientras tanto, disfruto también de deconstruir las formas de vivir, con mucho menos ropa de la que había originalmente en mi closet, muchísimo menos indumentaria de cocina, libros, gadgets y un gran etc.

La sorpresa es que las cosas resultan igual y se puede mucho más de lo que uno cree. Como esta focaccia con cebollas moradas y eneldo fresco que hicimos para Huerto Los Chilcos, una de las casi últimas preparaciones de esta temporada de verduras orgánicas y locales que ya llega a su fin. ¡Que la disfruten!

FOCACCIA DE CEBOLLA MORADA Y ENELDO

Ingredientes:

  • 512 grs de harina 
  • 440 grs de agua 
  • 10 grs de sal 
  • 100 grs de masa madre activada (si no tienes, reemplaza por 2 cucharaditas de levadura instantánea) 
  • 1/4 taza aceite de oliva 
  • 1 cebolla morada @huertoloschilcos
  • Eneldo fresco a gusto de @huertoloschilcos

Preparación

  1. Para el primer paso de la focaccia hay dos opciones según si usas masa madre o levadura instantánea para hacer pan: (a) Si usas masa madre: en un bowl agrega los 100 grs de masa madre activada y los 440 grs de agua y revuelve con un tenedor. Agrega la harina y mezcla con las manos hasta formar un bolo blando. // (b) Si usas levadura: en un bowl agrega la harina y las 2 cucharaditas de levadura instantánea. Agrega de a poco los 440grs de agua y mezcla con las manos hasta formar un bolo blando.
  2. Deja reposar tu masa por 30 minutos y luego agrega la sal y una cucharada de agua. Mezcla con las manos hasta incorporar bien la sal a la masa y deja reposar nuevamente por 30 minutos.
  3. Durante las próximas 3 horas, deberás amasar tu masa en el bowl cada 30 minutos, realizando 4 plegados envolventes sobre sí misma cada vez. La idea es combinar el reposo con los pliegues para que la masa desarrolle su gluten y mejore su elasticidad. Acá les dejo un video para que vean como es.
  4. Terminado el proceso de amasado y reposo, vuelca tu masa sobre una fuente o molde para hornear con 1/4 taza de aceite de oliva. Unta bien la masa con aceite por todos lados y déjala reposar toda la noche en frío. 
  5. Al día siguiente saca tu masa del refrigerador y prende el horno al máximo. Mientras se tempera el horno, corta 1 cebolla en aros de aprox. 1/2 cm de grosor y pica todo el eneldo fresco que quieras agregar. 
  6. Sobre la masa distribuye los aros de cebolla y el eneldo fresco, agrega un chorrito de aceite de oliva si deseas darle un último toque y justo antes de meter al horno, hunde suavemente tus dedos por toda la masa para crear los hoyuelos característicos de este pan.
  7. Hornea inmediatamente por 25-30 minutos, hasta que la superficie comience a dorarse. 
  8. Deja enfriar antes de cortar y disfruta acompañando un picoteo, o en sándwiches. Queda realmente exquisita!!!