Galletas de Tahine

tahini cookies in a jar
Lo primero es lo primero, muchísimas gracias a todos por participar en el concurso por una experiencia para 2 personas en Le Fournil Chile.  Después de un sorteo aleatorio realizado a través de la plataforma Random.org, les contamos que las ganadoras son Natty Bravo y Lucila Ballesteros, quienes se adjudican una invitación cada una para disfrutar de una cena o almuerzo gratis para dos personas en cualquiera de los restaurantes de Le Fournil. Natty & Lucía, les pido que me escriban al email hola@ciudadanab.com para coordinar la entrega de sus invitaciones.

En relación a la pregunta del concurso, todos los que participaron estuvieron acertados en sus comentarios respecto al origen de la palabra bistró. Hay varias versiones y no está muy claro el origen; algunos se lo adjudican a los rusos que cuando estaban en Francia pedían la comida en los restaurantes locales diciendo “bistro, bistro” (que en ruso significa rápido), y otros que dicen que la palabra viene del latín y es originaria de Francia. Sin embargo, existen lingüistas y etimólogos que desechan estas teorías y establecen que el origen de la palabra es completamente desconocido y que no existen pruebas para saber a ciencia cierta de donde viene la palabra bistró, pero que sin duda no es de los rusos. Les dejo acá un interesante artículo escrito por David L. Gold al respecto.

ingredientes y masa tahine

Pasando al tema de esta semana, debo decirles que estoy feliz con la lluvia de hace unos días. El martes salí a yoga muy temprano de mi casa como es de costumbre y estaba lloviznando un poco pero muy leve, pero a eso de las 7.30 de la mañana cuando ya estaba en la mitad de mi práctica, vi el primer resplandor de un relámpago y supe que sería una práctica deliciosa. La sala de yoga aún a oscuras, todos en silencio, cada uno respirando de acuerdo a sus movimientos, e interrumpidos por uno que otro trueno. Hasta que se largó la lluvia con todo. ¡Una maravilla!

En el último tiempo recuerdo tres días de lluvia intensa que me han hecho muy feliz. El primero fue el año pasado durante el invierno, también muy temprano haciendo mi práctica, cuando de manera muy inesperada se largó a llover muy fuerte y la lluvia nos acompañó durante toda la madrugada. El segundo fue durante mis vacaciones del año pasado, la noche que pasamos con Nico en la Hostería Choshuenco; creí que se nos iba a caer el techo de la lluvia esa vez. Y el último este martes que recién pasó.

Es exquisito el sonido de la lluvia sobre el techo, y hoy en día casi un privilegio poder disfrutar en silencio de ese momento. Como cada vez vivimos más encerrados en edificios donde la lluvia cae por fuera de la ventana sin perturbarnos (¡si es que llueve en Santiago!), es importante aprovechar esos momentos y volver a conectar con la naturaleza y sus fuerzas.

galletas tahine pre horno

La lluvia también ayuda a conectar con la cocina, sobre todo con el horno y las galletas, ambos ingredientes fundamentales a la hora de crear esa sensación de calor de hogar en los días que más lo necesitamos. Dio justo la coincidencia de que esta semana se venía el desafío del mes de Ventanas Verdes, y el tema de Marzo era el sésamo. Partimos todas muy entusiasmadas con el tahine, que es la pasta de sésamo, pero finalmente decidimos ampliarlo un poco al sésamo en todas sus expresiones. Yo la verdad es que estoy obsesionada con el tahine; cada día me gusta más y cada día lo uso más en diversas preparaciones. Es un aliado excelente a la hora de hacer pastitas untables, aliñar ensaladas, darle cremosidad a las pastas, y ahora para hacer galletas también.

galletas tahine y pipa galletas tahine y te

Tenía muchas ganas de desarrollar alguna receta para galletas de tahine que estuviera en el lado saludable, por lo que estas galletas no llevan azúcar ni harinas refinadas. Están hechas con una base de harina de coco, y dátiles, por lo que son bien densas y energéticas. El dulzor para mi es ideal, pero seguro que para alguien de paladares muy dulces y que no está acostumbrado al dulzor que entregan los frutos secos, esta galleta puede resultar diferente en un principio. Solo les recomiendo que las prueben y se acostumbren, a la larga es importante bajar el consumo de azúcar y la única manera de tener menos antojos de cosas dulces es comer menos cosas dulces.

Pero si ya no se resisten, bueno, una cucharadita de mermelada hecha en casa tampoco es tan terrible. Espero que las disfruten y también aprovechen de ver las otras opciones de recetas con sésamo y tahine que han armado mis colegas bloggeras de Ventanas Verdes. Bon Appetit!

tahini cookies

tahini cookies in a jar

Galletas de Tahine

Porciones 20
Tiempo de preparación 1 hour
Tiempo de cocción 12 minutes
Tiempo total 1 hour, 12 minutes

Ingredientes

  • 15 Dátiles descarozados
  • 2 Tazas agua caliente (recién hervida)
  • 3/4 Taza harina coco
  • 3/4 Taza harina de espelta
  • 1 Palito vainilla
  • 1/2 Cucharadita canela
  • 1 Huevo
  • 1/4 Taza aceite de coco
  • 1/2 Taza tahine (pasta de sésamo)
  • 1/8 Taza Maple syrup

Preparación

1. Precalienta el horno a 190 grados celcius. Hierve las dos tazas de agua y remoja los 15 dátiles en un bowl por 10-15 minutos. Cuando estén blandos, saca los dátiles, pícalos en pedacitos chicos (o muélelos hasta formar una pasta). Reserva el agua donde remojaste los dátiles.
2. En una procesadora de alimentos, pon las harinas, canela, la pasta del interior de la vaina de vainilla, huevo, aceite de coco, pasta de dátiles, tahine y maple syrup. Mezcla en la función más lenta y anda agregando el agua de los dátiles paulatinamente hasta que la masa se transforme en un bolo (aproximádamente 1 taza de agua). Refrigera la masa por 30 minutos.
3. Una vez refrigerada, arma pequeñas bolitas con una cucharada de masa y ponlas sobre una bandeja de horno cubierta por una hoja de papel para hornear. Con un tenedor mojado aplasta cada bolita al medio para darles el diseño. Recuerda mojar el tenedor antes de aplastar cada bolita para que no se pegue a la masa.
4. Hornear por 12 minutos y retirar del horno cuando estén levemente doradas por arriba. Deja enfriar unos 10 minutos y ya están listas para comer.

8 Comments

  1. Qué bonitos recuerdos de la lluvia :). A mí también me gusta muchísimo y la disfruto siempre que puedo, será porque en mi tierra, Murcia, llueve muy poquito y siempre nos hace falta el agua. Además es que me encanta ver, escuchar y oler la lluvia. Y hornear cuando llueve!
    Fantásticas galletas, ideales para acompañar un té mientras cae el agua fuera de nuestra ventana :).

    Un abrazo

    • Así es Liliana! La lluvia es lo mejor y a mi me fascina.
      En mi infancia en el sur de Chile la lluvia era una constante.. ahora en Santiago llueve relativamente poco y eso me hace aprovechar al máximo los momentos cuando cae agua porque siento que son muy relajantes y agradables.
      Hace unos años pasé por un período de mucho estress y recuerdo que llegaba a la casa y me recostaba en la cama de espaldas y me ponía unos audífonos que bloqueaban el sonido exterior y los conectaba a un disco de sonidos de lluvia. Era la mejor terapia!! Jajaja… besotes!!!

  2. Que ricas Anita, y por lo que se ve en tu casa gustaron mucho a todos jeje ¿tan temprano vas a yoga? Wow, yo salgo a pasear por el campo con una amigas cada mañana para relajarme un rato pero no me importaría empezar la mañana como tu, con lluvía o sin ella ;)

    • Gracias Heva!!!
      Si a esa peluda le gusta todo lo que yo cocino, hay que tenerla bien monitoreada para que no arranque con una galleta o lo que sea!! jajajaj..
      Y si, voy a yoga muy temprano. Salgo de mi casa normalmente tipo 6.30-6.45 y a las 7am ya estoy sobre el mat. Pero ahora este horario me parece una delicia, te lo digo. En algún momento cuando mi práctica estaba muy intensa y larga estaba a las 6.30am sobre el mat, y en inda a veces a las 4.30-5am!! Una locura…a veces me pregunto por qué lo hago y no encuentro respuesta, solo que se siente bien, pero sin duda es un estilo de vida completamente diferente.
      Besotes!!!

  3. Qué ricas!!
    La última vez que intenté preparar tahine en casa fue un desastre!! Por más que le daba a la procesadora de alimentos las semillas de sésamo seguían intactas… creo que voy a tener que comprarlo ya hecho!

    • Hola Raquel!
      Esta receta está hecha con tahine comprado. La verdad es que yo tampoco he hecho tahine casero por lo mismo, siento que será demasiado trabajo y un lío con las semillas y dudo que logre la textura cremosa del comprado. Hay cosas que a veces no vale mucho la pena hacerlas en casa… salvo para probar que tal quizás. Saludos y gracias por pasarte por aquí! :)
      a.

    • Gracias Kako!
      Esa peluda es una maldadosa, me descuido y me roba todas las galletas jajaja..
      Para lo del yoga es cosa de empezar no más!!! Pruébalo, seguro te sientes increíble después.
      Cariños!!!
      a.

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published