Galletas Integrales con Mermelada

A dos meses de haber terminado el verano, hoy me doy cuenta que parece que me excedí un poco con la producción de mermelada. Tengo la despensa llena de frascos de diferentes sabores y son muchos más de los que nosotros podremos comer. Sobre todo porque mis antojos dulces suelen ser bien saludables y no le ponemos mucho al azúcar.

Así que la misión ahora es buscarle mil usos a las mermeladas además de regalar uno que otro frasco a quienes sé que van a disfrutarlas y atesorarlas como las delicias que son.

Esta semana además comenzamos a trabajar en alianza con Harinas Collico, con quienes estaremos probando sus harinas y haciendo cosas ricas en los meses venideros. Para inaugurar esta nueva relación y pensando en esos kilos de mermelada que esperan ser consumidos, se me ocurrió hacer unas galletitas integrales rellenas de mermelada que quedaron absolutamente deliciosas. Son aptas para grandes y chicos, sólo depende la cantidad de mermelada casera que puedan agregar: a los chicos una pasadita ligera y a los grandes una buena cucharada. ¡Que las disfruten!

GALLETITAS INTEGRALES CON MERMELADA

Ingredientes:
• 1 taza harina integral
• 1 taza harina de almendras
• 1 cucharadita de vainilla
• 1 huevo
• 1/4 taza aceite de oliva
• 2 cucharadas mantequilla de maní o almendras
• 15 ciruelas secas remojadas
• 1/2 taza de avena integral
• 15 cucharaditas de tu mermelada favorita

Preparación:

1. Pon a remojar las ciruelas secas en una taza con agua hirviendo.
2. Calienta el horno a temperatura media (190 grados C).
3. Mezcla los ingredientes secos en un bowl y agrega la vainilla y un huevo. Revuelve con un tenedor para incorporar bien.
4. Agrega el aceite de oliva y la mantequilla de maní/almendras y utiliza tus manos para mezclar todo.
5. Usa una procesadora o una mini pimer para moler las ciruelas hidratadas con 1/4 taza de su agua de remojo hasta formar una pasta espesa y agrega a la masa. Agrega más agua si fuese necesario hasta formar una bolita que luego puedas estirar hasta formar un lulo.
6. Reparte 1/2 taza de avena sobre una tabla y gira el lulo sobre las hojuelas hasta cubrir por todos lados. Deja reposar 30 minutos y luego corta en rodajas de 1-2 cms de grosor.
7. Traspasa cada rodaja a una lata de horno con un silpad o papel mantequilla para que no se peguen, y con un dedo presiona al medio para hacer un hoyito. Hornea por 15-20 minutos.
8. Sácalas del horno y deja enfriar completamente antes de rellenar con tu mermelada favorita. Agrega 1 cucharadita de mermelada por galleta y a disfrutar con un tecito.