Latkes

Cuando hace unas semanas comenzaron a llegar en nuestras cajitas semanales de verdura, las primeras papas de la temporada, ay cómo se iluminó mi mente con todas las delicias a cocinar.

Papitas nuevas al horno con ajo y romero, hervidas y servidas sólo con mantequilla y sal de mar, salteadas en rodajas con hierbas frescas, etc. Podría comer papas todos los días, lo cual de hecho, es divertido, porque durante mucho tiempo no comía papas.

No fue sino hasta llegar al sur que las papas se convirtieron en mi carbohidrato estrella. Cuando vivía en Santiago los carbos venían del arroz, los tallarines o la quinoa, y las papas las comía sólo cuando iba donde mi mamá, que es otra fanática papera.

Pero durante el invierno del 2020 comenzamos a comprar cajitas de verduras locales acá en Valdivia y siempre venían entre 1 y 2 kilos de papa, así que obligados a comer todas las semanas papitas sureñas, de la temporada, cultivadas localmente y sin agroquímicos. No había cosa más exquisita, así que todos los demás carbos quedaron rezagados.

Este año parece que el invierno pinta para el mismo escenario, así que desde ya empezamos a probar recetas y preparaciones nuevas, como estos latkes, un plato típico judío que se come para las festividades. Similar a los rösti, que es otra variación de lo que podríamos chilenizar como frititos de papa.

No se ustedes, pero todo lo que involucre papas fritas en sus diferentes formas no puede quedar mal, y estos latkes no son la excepción. Realmente deliciosos, la clave es que queden crujientes por fuera y blanditos por dentro. Ah y si los sirven junto con una porción de gravlax es como estar en la barra de Russ & Daughter en NYC. No se olviden del espumante; que los disfruten. Bon Appetit!

LATKES

Ingredientes:

  • 1 kilo de papas@huertoloschilcos
  • 1 cebolla @huertoloschilcos
  • 2 huevos 
  • 1/2 taza de harina 
  • Sal y pimienta a gusto 
  • Aceite para freír 
  • Yogurt o crema ácida
  • Eneldo fresco @huertoloschilcos

Preparación:

  1. Lava y pela las papas y la cebolla.
  2. Raya las papas y la cebolla con un rallador manual o una máquina procesadora si tienes.
  3. Pon las papas y la cebolla rallada en una tela de algodón, puede ser un paño de cocina o una muselina. Aprieta y estruja todo el líquido posible. La idea es que la mezcla de papas con cebolla esté lo más cerca posible antes de freír.
  4. Agrega dos huevos sal y pimienta al gusto y masajea con las manos para incorporar todos los ingredientes.
  5. En un sartén calienta una taza de aceite y antes de comenzar a freír agrega la mezcla de papas media taza de harina y revuelve bien.
  6. Calcula una porción de 1/4 taza y fríe de dos en dos, por dos minutos cada lado.
  7. Una vez listos, pasa los latkes a un plato con papel absorbente y mételos al horno tibio para que no pierdan calor.
  8. Sirve con la salsa de yogurt o crema ácida y eneldo. El limón es opcional por si quieres darle un toque más de acidez.