Soba noodles con espinacas, y salsa de miso con palta

la foto 5

Hace tiempo compré un gran paquete de soba noodles en los mercados asiáticos de Patronato, anticipándome al antojo que a veces me baja con estos tallarinsitos. Ahora que ya no vivo por el sector, no es tan habitual que pase por ahí de casualidad, así que cuando voy aprovecho de comprar todo lo que necesito para aperar mi despensa; y en particular estos noodles son de mis productos favoritos a la hora de las pastas. Son súper versátiles pues se pueden comer fríos, con una simple salsa agridulce, o bien calientes en sopas o preparaciones salteadas al wok. Los soba noodles están hechos de trigo sarraceno (buckwheat), que en verdad no tiene nada que ver con el trigo que todos conocemos y con el cual se hace pan, galletas y masas varias. El trigo sarraceno corresponde a una semilla de forma piramidal, que es libre de gluten y que además contiene los 8 aminoácidos esenciales, el complejo de vitaminas B, hierro, calcio, potasio y otros minerales esenciales. Es una excelente fuente de fibra para la dieta y ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre.  Con todas estas bondades, ¿a quien no le viene bien un buen plato de soba noodles?

la foto 1

la foto 2

la foto 3

la foto 4

Soba Noodles Con Espinacas Y Salsa De Miso Con Palta

Porciones 2
Tiempo de preparación 20 minutes
Tiempo de cocción 20 minutes
Tiempo total 40 minutes
Dieta Gluten Free, Vegan

Ingredientes

  • 150 Grs. soba noodles
  • 2 Cebollines
  • 200 Grs. espinaca cruda
  • 1/2 Palta grande (o 1 pequeña)
  • 1 Cucharada pasta de miso fresca
  • 1 Cucharada aceite de oliva extra virgen
  • 1 Cucharada salsa de soya
  • 1 Cucharada mirin
  • 1 Hoja nori (para decorar)
  • 2 Cucharadas sésamo blanco (para decorar)

Preparación

1. Poner a cocer los soba noodles en agua hirviendo con sal. El proceso de cocción es el mismo que para una pasta normal, pero se cocinan más rápido (entre 6 y 8 minutos).
2. Una vez que ya están listos, retíralos del fuego, bótales el agua caliente y ponlos inmediatamente bajo un chorro de agua fría para detener el proceso de cocción. Este paso es muy importante ya que si los dejas calientes se tienden a pegar y pierden la gracia.
3. En una tabla pica el cebollín, lava la espinaca y prepara el resto de los ingredientes para hacer la salsa de miso con palta. El miso es una pasta aromatizante fermentada hecha en base a porotos de soya, granos y sal marina. Es un básico en la cocina japonesa, y pese a que en occidente lo conocemos más que nada como una sopa, la verdad es que sus usos van mucho más allá. Normalmente se usa para adobar, hacer salsas y condimentar platos de arroz y verduras. Hay distintas variedades de miso que van desde los más claritos hasta el miso oscuro, dependiendo del tipo de poroto y las mezclas de ingredientes que se ocupen en su preparación. Este miso de la foto es un tipo de kome miso ya que está hecho con arroz. También se le conoce como shiro miso o shinshu miso. Su sabor es delicado y dulzón, y queda muy bueno en sopas, mucho mejores que las instantáneas de sobre y tardan lo mismo en hacerse.
4. Para la salsa, busca un contenedor donde poner todos los ingredientes y que te sirva luego para hacer la mezcla con la minipimer. Yo en este caso usé el mismo recipiente de la minipimer y funcionó perfecto. Agrega la palta, el miso, aceite de oliva, salsa de soya y mirin y a batir. El resultado debería ser una pasta media verdosa, de intenso aroma y sabor.
5. Ahora saltea todo junto en un wok. Parte con los cebollines y unas gotitas de aceite de oliva, la espinaca, los soba noodles y luego tu salsa verde. Mezcla por unos minutos a fuego fuerte y cuando ya esté todo bien integrado apaga y sirve inmediatamente en un plato. Decora con pedacitos de nori y semillas de sésamo y ya estás! Este es un rico plato vegano pero bien balanceado y especialmente cargadito a las proteínas y minerales de origen vegetal que nos entregan los soba noodles y el miso. Bon appetit!

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published