Pâté de Almendras y Betarragas

paté de almendras y galletas biosnack
A casi tres semanas del inicio oficial del otoño, llegan por fin los primeros aires frescos de esta nueva estación. Muy necesarios por lo demás ya que el calor no es mi mejor amigo y estoy un poco agotada de los 30 grados constantes que tenemos hace tantos meses. No recuerdo un Abril tan caluroso en la vida de hecho, y esto de seguir durmiendo con la ventana abierta a estas alturas me parece too much.

Desde un punto de vista ayurvédico, el otoño es una época de transición, lo cual es evidente si observamos los cambios a nuestro alrededor. Muchos árboles de a poco están botando sus hojas y preparándose para el invierno. Hay una coloración café y rojiza en el ambiente, la luz se comienza a atenuar y la temperatura a bajar lentamente. Aparece el viento de a poco, primero como una pequeña brisa y luego con más fuerza, capaz de revolver las hojas caídas y levantarlas del suelo en suaves torbellinos.

Es una época donde predomina el elemento ayurvédico del aire o prana, por lo que se caracteriza por ser una etapa movediza, seca, áspera, errática, fresca, ventosa y sutil.  Todas estas cualidades están presentes en la dosha Vata por lo que el otoño se considera una época donde predomina Vata y es cuando tenemos que aprender a balancearla para no desequilibrarnos y darle paso a las enfermedades de invierno. Si en general te alimentas de manera consciente y estás bien conectado con los ciclos de la naturaleza, esta es una transición casi espontánea. Así como resulta natural abrigarse por fuera cuando llega el otoño, también es lógico y muy importante darle calor a nuestro sistema digestivo y prepararlo para la época del invierno.

biosnack

Una de las maneras de balancear Vata es modificar la dieta levemente para contrarrestar los efectos del frío y el movimiento del otoño. Tenemos que dejar atrás los elementos crudos, refrescantes y livianos que tan bien nos hacían en el verano para mantener a raya a Pitta (la dosha regida por el fuego), y preferir ahora preparaciones más contundentes, comida caliente, y platos con especies estimulantes que mantengan el sistema digestivo (agni) vivo. Necesitamos la lubricación de los aceites (especialmente del ghee), combinados con vegetales al vapor y granos integrales; sopas y guisos temperantes, y las proteínas de productos lácteos, cereales, frutos secos y semillas.

pulpa de almendras

La receta de hoy combina varios elementos que ayudan a balancear Vata: pulpa de almendras activadas, betarragas cocidas, sumac (una especie del medio oriente) y aceite de oliva. No escatimen con el aceite de oliva, ya que la idea es que el pâté quede untable y cremoso. La betarraga y el sumac le dan un color hermoso, por lo que es el acompañamiento perfecto para darle vitalidad a platos de granos cocidos con verduras al vapor, o bien para un picoteo más saludable junto a estas galletitas de arroz, centeno y maíz de Biosnack.

Biosnack es una Empresa B chilena muy interesante, que se dedica a crear productos alimenticios naturales. Los granos de cereales, frutas y verduras que utilizan en sus procesos son producidos en Chile, por lo que fomentan los lazos con productores locales y ayudan a reducir la huella de carbono del producto final. No usan ingredientes artificiales como saborizantes, colorantes y preservantes, y sus envases son reciclables. ¡Un ejemplo de organización para nuestro sector alimenticio!

paté de almendras y betarragas

Finalmente, les cuento que los vientos de Vata y las fuerzas del movimiento también me alcanzaron a mi en estas semanas, y he empezado un interesante proceso de transición hacia la concreción de mis sueños. He tomado decisiones importantes (renuncié a mi trabajo), y he realizado algunos cambios de estilo radicales, lo cual me tiene muy contenta y entusiasmada pero a veces también nerviosa. A medida que esos sueños se vayan concretando les iré contando más, pero por ahora sólo decirles que a veces hay que atreverse a saltar al vacío con esa corazonada que a uno le late. Quien sabe qué resulta al final… puede salir algo muy bueno de esto, o puede que me equivoque, pero el sólo hecho de intentarlo y apostar por ello ya es maravilloso.

Pâté de Almendras y Betarragas

Porciones 4
Tiempo de preparación 5 minutes
Dieta Gluten Free, Vegetarian

Ingredientes

  • 1 Taza pulpa de almendras (lo que sobra de hacer leche de almendras con 1 taza de almendras)
  • 1 Betarraga cocida y pelada
  • 1 Cucharada mostaza dijon
  • 1 Limón (el jugo y la ralladura de su cáscara)
  • 2 Cucharadas yogurt natural
  • 1 Cucharada Tahine (pasta de sésamo)
  • 1/2 Taza Aceite de oliva extra virgen
  • 1/2 Taza Mix perejil y cilantro fresco
  • 1 Cucharadita sal de mar
  • 1 Cucharada Salsa de Soya
  • 1/2 Cucharadita Sumac (opcional)

Preparación

1. Poner todos los ingredientes en una procesadora de alimentos y mezclar en la función de máxima potencia por unos 5 minutos.
2. Servir con galletitas BioSnack de arroz, maíz y centeno.

5 Comments

  1. Pingback: Frittata de zapallo y champiñones ostra | Ciudadana B

    • Que rico Natty!
      El sumac es una especia del medio oriente. Es un berry que se seca y se muele y tiene un gusto bien particular, medio ácido y terroso.
      Si algún día lo encuentras, no dudes en comprarlo!

      Saludos!

      Anita

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published