Helado de plátano vegano

la foto (2)

Los plátanos maduran muy rápido, a veces sin que nos demos cuenta, y cuando ya los descubrimos enteros negros son medios desagradables de comer. De hecho me da mucha risa la siguiente foto que encontré en internet uno de estos días, y creo que no podría haber estado mejor ejemplificado…

tiempos-de-maduracion-de-una-banana

Seguro les ha pasado más de una vez… bueno, para ese momento de la hora 73 en que encontramos nuestro ramillete de plátanos lleno de pintas negras y a punto de echarse a perder, les tengo una solución muy fácil:

1. Pelar
2. Picar
3. Congelar

Los plátanos se pueden congelar por varios meses sin problema, pero recuerda pelarlos antes, porque cuando ya están congelados, quitarles la cáscara es un desastre.

Cuando quieras usar tus plátanos congelados tienes varias opciones… los puedes descongelar para comerlos frescos; los puedes agregar a tus smoothies de fruta y verduras para darle una consistencia más espesa; o bien puedes hacer un helado vegano según la receta que te presentamos hoy.

Frozen-banana-ice-cream-1

chopped-frozen-bananas-in-blender-1024x682

Helado de plátano vegano

Porciones 1
Tiempo de preparación 15 minutes
Dieta Vegan

Ingredientes

  • 1 Plátano congelado
  • 1/4 Taza leche de almendras
  • 1 Cucharada maní (opcional)

Preparación

1. Saca los plátanos del congelador y déjalos reposar unos 25 minutos para que se ablanden un poco pero sin descongelar totalmente. Así será más fácil luego molerlos.
2. Pon los plátanos en la juguera o un procesador de alimentos y agrega la leche de almendras y la mantequilla de maní. Ojo aquí, si los plátanos están muy congelados, debes proceder con cuidado con tu juguera…yo fundí una vez la mía y no es ninguna gracia. Ideal si tienes un procesador de alimentos, pero sino igual se puede.
3. Luego de unos minutos en la juguera el resultado será una pasta cremosa con la misma consistencia del helado y deliciosa. Sirve inmediatamente en un bowl y disfruta de un postre ultra sano y múy fácil de hacer, ideal para una comida improvisada con amigos, van a quedar todos vueltos locos!

Notas

Esta receta está pensada para una persona, pero es muy fácil aumentarla para más comensales: sólo multiplica cada ingrediente por el número de personas y listo.

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published