Risotto de Zanahorias y Cilantro

risotto de zanahorias
Estoy con una nostalgia infinita por mis días en Londres. Las últimas semanas me han invadido los recuerdos como nunca antes y a veces quisiera poder volver por un par de meses o más, pero no en la misma situación en la que estuve hace años. Yo me fui a los 23 de Chile, con una mochila de 23 kilos y nada más;  a probar suerte. La suerte por suerte se me dio, pero el camino igual fue duro a veces, y no se si tendría la misma energía hoy para volver a esas andanzas.

Pero si me encantaría volver a vivir en Londres y recorrer el resto de Inglaterra con otra mirada. Acompañada, con Nico, con más madurez y altura de miras. Quizás algún día sea posible, pero por el momento estamos acá y estamos bien. Sin embargo, esa sensación de inamovilidad a veces me agobia y me llena de nostalgia, ya que en algún momento disfruté del movimiento sin restricciones ni fronteras, y sentí que el mundo era pequeño y alcanzable, que cabía sin problemas en esa mochila de 23 kilos y eso era todo lo que necesitaba.

zanahorias

Buena parte de mi nostalgia de los últimos meses radica en que mi hermana se fue a vivir a Londres con su marido. Mi cuñado se fue a estudiar un Magíster, por un año, pero mi intuición es que se van a quedar un buen rato más. Así que ahí están, viviendo allá, recorriendo todos los rincones que yo solía recorrer, comiendo las mismas cosas, encantándose con los mismos detalles, olores, sensaciones, y mandando muchas fotos. Es súper extraño estar del otro lado, y pensar que en algún momento fui yo la que mandaba las fotos y todas las noticias de esa ciudad a la familia que estaba acá. Nostalgia, pura nostalgia.

perejil y risotto zanahorias

Una de las cosas que siempre comía en Londres y que me trae muchos recuerdos de allá es la sopa Carrot & Coriander (Zanahoria & Cilantro). Era una sopa clásica de los ingleses, y la podías encontrar en restaurantes, pubs, puestos de sopa, y en el supermercado, donde vendían las mejores, las clásicas Covent Garden Soup, salvadoras en todo momento. Como he andado con la nostalgia a flor de piel, me he acordado mucho de todos esos detalles cotidianos y esta sopa no podía faltar.

A modo de homenaje a los recuerdos de esos seis años en Londres y en una volada gastronómica el otro día, se me ocurrió pensar cómo quedaría esta sopa transformada en otro plato. Algo que refleje lo antiguo y lo nuevo; mismos ingredientes, otro formato. La idea de un risotto de zanahorias me asaltó inmediatamente y lo encontré tan novedoso que no me demoré nada en darle vida a este plato.

aceite de perejil carrot risotto

Lo único que les puedo decir es que a veces es bueno innovar. Agarrar lo mejor del pasado y convertirlo en algo nuevo resulta ser mucho más rico y provechoso que llorar por el pasado que no va a volver.  ¡El risotto quedó maravilloso! Se los recomiendo muchísimo. ¡Bon Appetit!

carrot and coriander risotto

Risotto de Zanahoria y Cilantro

Porciones 6
Tiempo de preparación 30 minutes
Tiempo de cocción 1 hour
Tiempo total 1 hour, 30 minutes
Dieta Gluten Free, Vegetarian

Ingredientes

  • 100 Gramos mantequilla (dividida en 2 porciones de 50 gramos)
  • 1 Cebolla blanca
  • 1/2 Cucharadita ajo en polvo
  • 300 Gramos arroz Arborio
  • 1 1/2 Litro caldo verduras
  • 800 Gramos zanahoria rallada
  • 200ml jugo zanahoria (1 kg de zanahoria hecha jugo)
  • 1 Taza vino blanco
  • 1 Manojo cilantro
  • 1/2 Taza Aceite de oliva extra virgen
  • Almendras tostadas
  • Sal & Pimienta

Preparación

1. Calienta 50 gramos de mantequilla en una olla grande. Pica la cebolla en cuadritos finos y agrega a la olla. Saltea con la mantequilla hasta que la cebolla esté doradita.
2. Agregar el ajo en polvo, un poco de pimienta y el arroz arborio. Revolver bien por un par de minutos, y luego agregar 2 cucharones de caldo. Revolver nuevamente hasta que todo el líquido se haya absorbido.
3. Agregar la zanahoria rallada y mezcla bien. Agregar nuevamente dos cucharones de caldo y revuelve bien hasta que se haya absorvido el líquido. Repetir este proceso hasta que sólo quede 1 cucharón de caldo. Para un buen risotto es importante revolver periódica y suavemente.
4. El último cucharón del caldo, mézclalo con el jugo de las zanahorias y la taza de vino. Agrega a la olla con el risotto y sigue revolviendo hasta que el risotto tenga una consistencia cremosa.
5. Agrega los últimos 50 gramos de la mantequilla, condimenta con sal y pimienta y revuelve hasta que la mantequilla se haya disuelto. Apaga el fuego y deja reposar.
6. Por otro lado, en una mini pimer o procesadora de alimentos, agrega el cilantro lavado y sin tallos (sólo las hojas), el aceite de oliva y un poco de sal. Licua bien hasta que se incorpore bien el cilantro al aceite. La consistencia debe ser líquida, no como una pasta tipo pesto.
7. Para servir, en un plato agrega una porción de risotto, encima el aceite de cilantro y las almendras tostadas para decorar. Sirve caliente.

Notas

(*) Para una versión vegana de este risotto, deja fuera la mantequilla y reemplaza por aceite de oliva.

2 Comments

  1. Q buena pinta y que buena historia, Anita! Yo tb ando en esto de sacarle el jugo a la nostalgia y a lo aprendido del pasado. Voy a ver si preparo esto pronto! Un abrazo!

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published