Sandwich vegano con hummus de lentejas amarillas y pimentón

09
Poco a poco estamos volviendo a la rutina normal en esta casa. Las últimas semanas han sido extremadamente agotadoras y caóticas con la mudanza y el final de los trabajos en el departamento nuevo. Entre trasnochadas y madrugadas, he perdido un poquito el orden que me gusta y la verdad es que el cuerpo lo resiente bastante. No he podido ir a yoga en las mañanas, y hubo una semana casi completa que ni cociné (shame on me!). Por suerte había dejado algunas cosas preparadas y listas para llegar y sacar del refri, lo que me salvó un poco sobre todo para las meriendas de media mañana o media tarde. Pero los almuerzos y cenas estuvieron cargados a los sandwiches, wraps y una que otra comida afuera o a domicilio.

Ahora que tengo cocina nueva y ya estamos más instalados he retomado la práctica de cocinar, pero no por mucho tiempo ya que la próxima semana me voy de viaje por trabajo y ahí también los hábitos alimenticios se resienten un poco. De todas maneras hay cosas que uno puede hacer en los viajes que ayudan bastante, pero eso ya es tema para otro post. Ahora les quiero presentar mi cocina nueva. Taraaaaaan!!

01 02

¡Estoy en llamas con mi nueva cocina y es lo que siempre soñé! Es amplia, luminosa, súper espaciosa y debo decir que quedó hermosa. La cocina del último departamento era súper pequeña y tenía que hacer malabares cuando tenía invitados o cocinaba muchas cosas; además como era cerrada siempre me perdía la mitad de las conversas y los brindis. Por eso cuando encontramos este departamento lo primero que empezamos a planear fue cómo armaríamos nuestra cocina ideal. Y así botamos una pared, cerramos otra, cambiamos todo el piso, los muebles, la cocina, campana, logia, etc. Todo. La hicimos de nuevo desde cero, y aunque costó, resultó lo mejor de la vida.

03 04

Con el resto del departamento hicimos lo mismo; transformamos los baños, cambiamos todo el piso y luego pintamos y remodelamos los dormitorios. Fueron dos meses bien largos, especialmente hacia el final que ya me tenía muy ansiosa, y a pesar de que quedaron varios detalles importantes por arreglar (la historia de los problemas con los maestros también da como para otro post), estamos súper contentos con el resultado. Lo mejor es que es como si nos hubiésemos sacado un peso de encima.

Llevábamos mucho tiempo buscando departamento para comprar, y luego cuando lo encuentras te das cuenta que recién es el inicio del proceso. De ahí vienen todos los papeles, los temas del banco, luego la remodelación, la mudanza, los maestros, el orden etc., por lo que hace más de un año gran parte de mi energía había estado enfocada en esto. El domingo tomándonos una cerveza ya semi instalados le dije a Nico que sentía como si hubiese cerrado capítulo con algo que estaba pendiente, lo cual me alegra mucho porque ahora esa energía que tenía ocupada en este tema la puedo re-dirigir a otras cosas. Como por ejemplo, a disfrutar de mi cocina y crear miles de recetas deliciosas.

05 06 07

Sandwiches como estos fueron los que nos salvaron durante las últimas semanas. Súper fáciles de hacer, innovadores y saludables. El hummus de lentejas amarillas y pimentón es una delicia máxima, y algo que surgió como pura casualidad en mi cocina. Hace unas semanas quería hacer hummus y cuando volví del trabajo me di cuenta que no había remojado los garbanzos la noche anterior, así que busqué en mi despensa y decidí probar con otra legumbre más fácil de cocinar a ver qué tal. El resultado es una maravilla, y el toque que le da el pimentón asado lo hace súper sabroso. Seguro se lo van a comer sólo y a cucharadas, pero si logra durar más de un día, se lo puedes agregar al pan en sadwiches, wraps, o como un untable para galletitas o palitos de cóctel. Bon Appetit!

08 10 09

Sandwich vegano con hummus de lentejas amarillas y pimentón

Porciones 2
Tiempo de preparación 10 minutes
Tiempo de cocción 30 minutes
Tiempo total 40 minutes
Dieta Vegan

Ingredientes

Para el hummus

  • 1 Taza moong dal (lentejas amarillas)
  • 1/4 Taza tahine (pasta de sésamo)
  • 1/4 Taza aceite de oliva extra virgen
  • 1 Cucharadita paprika
  • 1 Cucharadita sal
  • 1 Limón (sólo el jugo)

Para montar el sandwich

  • 4 Rebanadas de pan de campo
  • 2 Cucharaditas mostaza dijon
  • 1 Palta
  • 2 Pepinillos al dill
  • 1/2 Taza cilantro fresco
  • 2 Cucharadas salsa de tomate

Preparación

1. En primer lugar lava las lentejas y ponlas a cocer con agua fría a fuego medio por 25 minutos. En paralelo, prende el horno y asa el pimentón por 30 minutos a 200°C.
2. Cuando las lentejas estén súper blandas, cuélalas si aún les queda agua en la olla, y ponlas en una juguera o procesadora de alimentos junto con el pimentón asado, tahine, aceite de oliva, jugo de limón, sal y paprika. Muele todo bien hasta formar una pasta cremosa.
3. Para montar el sandwich, tuesta el pan y luego agrega 2 cucharadas de hummus en una rebanada, y en la otra 1 cucharadita de mostaza dijon. Agrega la palta fileteada, los pepinillos, cilantro fresco y la salsa de tomate. Junta ambas mitades y listo, ya tienes un delicioso e innovador sandwich vegano.

6 Comments

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published