Smoothie de invierno

smoothie de zapallo

Soy fiel creyente de que con el cambio de estaciones debemos adaptar lo que comemos para no desequilibrarnos de los ciclos de la naturaleza. Sin embargo, hoy es cada vez más difícil darse cuenta cuándo y cómo tenemos que adaptarnos, ya que los supermercados están siempre abastecidos con los mismos productos all year round. Osea, invierno o verano, en todos lados hay tomates, pepinos, limones, albahaca, manzanas, etc. Lo cual es un reflejo medio deformado de la realidad.

El año pasado la revista BBC Good Food Magazine realizó una encuesta en relación a la estacionalidad de la alimentación de los británicos, y los resultados fueron sorprendentemente tristes. De las más de 2 mil personas encuestadas, sólo un 5% de ellas supo identificar la época en que las moras están maduras y jugosas, y sólo el 4% supo indicar cuando las ciruelas alcanzan su punto ideal. 1 de cada 10 fue capaz de identificar la época de las grosellas y sólo un 7% del total supo identificar los espárragos con su estacionalidad. Todo esto a pesar de que un 86% de los encuestados se refirió a la importancia de la estacionalidad en el consumo de frutas y verduras, y un 78% declaró que compra sus veggies de acuerdo a las estaciones. Yea right!

pumpkin smoothie

Yo me acuerdo cuando chica que en verano era imposible encontrar limones y uno se las adaptaba sin. Lo mismo en invierno, cero tomates, pepinos, sandías y otras frutas tan características del verano. Y estaba todo OK, no pasaba nada grave si teníamos que esperar un año para volver a probar un jugoso melón o un durazno conservero bien chorreado.  Esperar la sandía perfecta era parte de la gracia, y los interminables pasteles de choclo con los pasteleros cremosos eran una maravilla clásica del verano chileno.

Hoy las cosas han cambiado por varias razones. Las distancias se han “acortado” gracias a las nuevas tecnologías de transporte, lo cual junto con la mayor apertura económica de mercados internacionales, ha llevado a que la exportación e importación de frutas de un lado del mundo a otro sea algo normal. Esto es maravilloso si vives en países que son sepultados por nieve en invierno y donde no crece nada por varios meses al año; o también si eres productor agrícola que vive de la exportación de sus productos hacia el otro hemisferio. Pero creo que también hay un lado B a todo esto y que es importante transparentar.

canela almond milk

Las frutas y verduras importadas tienen un impacto ambiental mucho más alto que aquellas producidas a nivel local, sólo por la distancia que han sido transportadas. Esto aumenta sus food miles o “kilómetros alimentarios”, que a su vez incrementa la huella de carbono del producto. Algo similar sucede con los productos nacionales fuera de estación. Ya sea porque han sido cultivados en invernaderos con luz y calor artificial, o porque han sido mantenidas en refrigeración continua durante meses, los insumos adicionales que se le agregan a la producción hacen que el producto final sea muy intensivo en términos de recursos naturales, aumentando no sólo su huella de carbono, sino que también su precio final. Y por otro lado está el tema del sabor, que es algo que se pierde definitivamente cuando alteramos los ciclos de producción natural y mantenemos los productos de manera artificial por un tiempo prolongado.

Siempre habrá productos importados que no crecen localmente independiente de la estación del año; en el caso de Chile por ejemplo, son los plátanos, las piñas, el café, etc. Está OK comprarlos de vez en cuando, pero lo importante es consumirlos de manera consciente y entender que para que esos productos lleguen a nuestra mesa hay un proceso detrás que es intensivo en el uso de recursos, por lo que tenemos que hacer un esfuerzo extra por no desperdiciarlos.

Si quieres saber más acerca de los beneficios del consumo de frutas y verduras locales y en estación, pincha aquí para el último artículo en la sección de sustentabilidad alimenticia del blog.

smoothie invierno winter smoothie

Ahora los dejo con la receta de este smoothie de invierno, que usa productos que están en su mejor época como el zapallo, las naranjas y las peras, así como especias temperantes como la canela y el jengibre. El plátano (a diferencia de los smoothies de verano) va sin congelar para que el batido no esté tan frío y nos sirva como un buen desayuno. Y si quieres, puedes entibiar la leche de almendras antes de hacer la mezcla para que tu smoothie sea aún más templado. Bon Appetit!

Finalmente, no se pierdan las fotos de los talleres que realizamos durante Julio. Lo pasamos muy bien, comimos rico y fue una grata experiencia para todos. Les dejo el link aquí.

Smoothie de Invierno

Ingredientes

  • 200 Grs zapallo butternut cocido
  • 1 Taza jugo de naranja recién exprimido
  • 1 Taza leche de almendras casera
  • 2 Cms jengibre fresco (sin cáscara)
  • 1/2 Cucharadita canela en polvo

Preparación

1. Pon todos los ingredientes en la licuadora y mezcla por 3-5 minutos hasta tener un batido homogéneo.

Notas

Este tipo de batidos son ideales para reemplazar una comida como el desayuno, o un snack de media tarde antes o después del ejercicio. Puedes agregar suplementos alimenticios como polvo de maca, polvo de lúcuma, proteína de suero de leche (whey), proteína vegetal, etc., o super alimentos como semillas, goji berries, cáñamo, y polvo de maqui, que los convierten en un súper concentrado de nutrientes para nuestro cuerpo.

2 Comments

  1. Lo haré de todas maneras!. Recuerdo perfecto cuando en verano íbamos con mi familia a buscar moras salvajes que crecían cerca de mi casa, ahora esta todo lleno de casas >.<, y gozabamos esas mermeladas.
    Además, teníamos árboles frutales como ciruelo, membrillero, palto e higo y sabía que tenía que esperar por las frutas de invierno y verano.
    Ahora que vivo en depto esto acabó, es cada vez más raro encontrar ese tipo de conocimiento en las personas.
    Vivan las frutas y verduras estacionales porque nos preparan para el clima y nos brindan las calorías precisas :).

    Buen blog!

    • Muchas gracias Javier!! Tengo recuerdos similares de la vida en el campo.
      Espero algún día poder volver a ese ritmo y salir de los estándares que nos impone la vida en la ciudad.
      Saludos!
      Anita

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published