Sopa de zapallo, coco y curry en Tunquén

05

Escribo estas líneas con una copa de vino en la mano mientras Nico cocina la comida. Tenemos un acuerdo de que una vez a la semana él cocina y se preocupa de todo; desde planear el menú, hacer las compras y regalonearme con cosas ricas. Normalmente ese día son los Viernes, lo cual a mi me viene perfecto ya que es el día de la semana en que estoy más cansada y es cuando no quiero ni hervir agua para cocinar algo.

Hace un par de años salíamos a comer muy seguido. Cuando nos daba flojera cocinar, o teníamos ganas de probar nuevos restaurantes, o simplemente porque si, salíamos. Ayudaba bastante el hecho de que en ese entonces yo vivía en el Barrio Lastarria, por lo que era cosa de bajar del departamento y había opciones para escoger a destajo.

Hoy estamos más caseros, disfrutando el departamento nuevo y nuestras gatas, cuidando el bolsillo, y siendo más cuidadosos con la salud y lo que comemos. Con mi ritmo de práctica de yoga todos los días, que me obliga a despertar a las 5.30 de la mañana, no queda otra tampoco. En la semana la disciplina de horarios y el cuidado con las comidas es fundamental, y el fin de semana descansamos y nos relajamos un poco, lo cual significa tomarse un vinito, golosear un poco y dormir hasta las 9am.

01
Lo que si seguimos haciendo de vez en cuando es escaparnos fuera de Santiago a la playa o el sur. A mi me encantan esas escapadas de fin de semana ya que te ayudan a quebrar la rutina, cambiar de aire y de verdad desconectarse de la ciudad y del día a día. Uno de mis lugares favoritos de la vida es Tunquén, a donde he ido desde muy pequeña. Es un lugar mágico y lleno de paz y energía.

02 03
Entre Algarrobo y Quintay, en la costa central chilena, se encuentra este maravilloso lugar. Para quienes son asiduos de Tunquén, sabrán que está dividido en varios sectores, y la identidad de cada uno de ellos es muy diferente. Nosotros hemos ido siempre a El Rosario, que es un poco más hippie y bohemio que los otros y donde las casas son en si obras de arte. Como esta de nuestro amigo Pedro.

La playa en invierno es algo que me fascina. Es tranquila, no hay mucha gente, e invita al descanso y la lectura como únicas actividades del día. La contemplación del mar y el sonido permanente de las olas son un relajante natural, que combinado con rica comida y largas siestas es remedio seguro contra el estress citadino.

04 05 06
El fin de semana que fuimos hacía mucho frío, así que tuvimos la chimenea prendida día y noche y yo cociné un ollón de sopa de zapallo gigante para que fuera nuestro combustible cada vez que tuviéramos hambre o necesitáramos calentar el cuerpo. La mezcla de zapallo, leche de coco y curry es siempre infalible y una de mis sopas favoritas. Las mezclas de sabores, esos tonos dulzones del zapallo, contrastados con el picor del curry y envueltos en la cremosidad de la leche de coco son una maravilla. La podría comer todos los días y a toda hora.

07 08 09 10
El resto del fin de semana fue comer, pasear, juntarse con la familia, regalonear, leer y dormir. Se los recomiendo a todos como un buen ejercicio de recuperación. No se si a ustedes les pasa, pero a mi el paso del tiempo tan rápido me tiene un poco superada, y estoy cansada de estar siempre cansada. Por eso mis momentos de descanso son sagrados y cada cierto tiempo necesito una escapada a lugares donde no hay nadie, y el silencio reina. Para eso, Tunquén y una sopa de zapallo son la solución perfecta. Bon Appétit!

11 12 13 14 15 16 17 18

Sopa de zapallo, coco y curry

Porciones 8
Tiempo de preparación 15 minutes
Tiempo de cocción 45 minutes
Tiempo total 1 hour
Dieta Gluten Free, Vegetarian

Ingredientes

  • 1 Kilo zapallo butternut
  • 1 Cebolla
  • 1 Lata de leche de coco
  • 1 Cucharada mantequilla
  • 1 Cucharada aceite de oliva
  • 1 Cucharadita paprika
  • 1 Cucharadas curry en polvo
  • 2 Cucharadas sal gruesa

Preparación

1. En una olla grande, derrite la mantequilla y agrega el aceite de oliva y el paprika en el mismo proceso. Mezcla bien.
2. Agrega a la mezcla la cebolla picada en cuadros grandes y sofríe unos 4 minutos. Luego agrega también el zapallo pelado, trozado y sin pepas. Revuelve bien.
3. Cubre el zapallo con agua fría y dejar que hierva con la olla tapada.
4. Después de 45 minutos, pincha el zapallo para confirmar que esté bien cocido. Debería estar muy blando al pinchar con un tenedor. Agrega la leche de coco, la sal y el curry, revuelve hasta mezclar todo muy bien y apaga el fuego. Deja reposar 15 minutos la olla tapada.
5. Con una batidora manual o de pie, licúa la mezcla hasta convertirla en sopa según la consistencia deseada. Sirve caliente y con algún topping de tu gusto. En este caso yo puse semillas de sésamo tostadas y un poquito de paprika y aceite de oliva. Pero también puedes usar queso parmesano, semillas de zapallo, crutones, o lo que más te guste.

Notas

Para el curry pueden usar el que tengan a mano o más les guste. Si quieren hacer su propio en curry en casa, revisa las notas de esta receta.

6 Comments

  1. El jueves recién pasado hice sopa de zapallos, de la manera tradicional eso si.. excelente idea ponerle curry y leche de coco, debe quedar riquísima!
    Lindas fotos, me dieron ganas de estar ahí!
    Saludos!

    • La sopa de zapallo siempre queda buena, de cualquier manera, es increíble.
      Pero ciertamente con leche de coco y curry le da un toque medio exótico y delicioso.
      Saludos Kat!
      a.

  2. Hola! Hice esta sopa hace un par de semanas y fue el éxito total! Recien la volví a hacer pero con otro zapallo, el delicatta, y también quedo muy buena. Gracias!!

      • Hola A! Pues, es que vivo en Washington, DC. Nací y crecí en Venezuela con lo cual no estoy acostumbrada a la variedad de zapallos que hay aquí, así que resolví por primera vez explorar este campo. La verdad me intrigan mucho, antes de cocinar su apariencia es muy peculiar y parecen tener personalidades bastante fuertes. Recién probé el zapallo espagueti – una delicia!! Saludos!

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published