Tarte Tatin de Tomates + Concurso

tarte tatin tomates
Me encantan las innovaciones culinarias sobre los clásicos de siempre. Algunos clasicistas probablemente se revolcarán de ira con esta afirmación, pero yo no me considero muy tradicional para mis cosas, así que cuando la imaginación llama, la escucho y acato.

Hace un tiempo esta variante del clásico tarte tatin de manzanas me venía dando vueltas en la cabeza, y me la venía guardando como comodín para finales del verano. Específicamente para esos días de Marzo cuando ya (se supone) las temperaturas bajan un poco y por lo tanto prender el horno no es totalmente descabellado, o para cuando esos últimos tomates de la temporada están que revientan de jugo y madurez.

tomates cherry

La tarte tatin es un clásico francés que se hace normalmente de manzanas, las cuales se caramelizan con mantequilla y azúcar antes de incorporar la masa. Su peculiaridad es que es una tarta al revés, es decir, se ponen primero las manzanas, o en este caso los tomates, (también hice una de endivias una vez que quedó maravillosa, les paso la receta en invierno), y luego encima la masa bien acuñada y al horno. Cuando está lista se da vuelta como si fuese una tortilla y voilà!

La masa normalmente también es diferente a mi versión. Se usa una masa de hojaldre, deliciosa pero muy compleja de hacer (toma muchas horas) y además es como 95% mantequilla y 5% harina blanca, o  bien una masa tipo shortbread pero salada y extremadamente mantequillosa que por lo menos a mi me cae un poco pesado. Así que esta versión como se podrán imaginar está hecha con una masa integral de centeno y semillas de linaza, y con muy poca mantequilla y azúcar.

tomates caramelizados

Esto de que yo ande siempre cambiando los platos y las recetas, creo que se relaciona directamente con mi necesidad de innovar constantemente como fuente de energía vital. Ya les he contado antes cuánto me gusta que cada cierto tiempo las cosas cambien en mi vida, ya sea un estilo de ropa diferente, un corte de pelo distinto, sabores y destinos de viaje nuevos, todo lo que traiga novedad a mi vida y un poco de estimulación mental. En la cocina es lo mismo, me muero de aburrimiento comer todos los días lo mismo, y a pesar de que hay platos regalones que repetimos de vez en cuando, puedo dar fe de que en mi casa todos los días se come diferente. Si no me creen, ¡pregúntenle al privilegiado de Nico que se lleva la mejor parte!

tarte tatin tomates cherry

La receta de hoy va en honor a mi querida Francia (que país más increíble, me fascina) y el concurso que les traigo también. Hace unas semanas me invitaron a probar la nueva carta de Le Fournil Chile que está llena de sorpresas muy ricas, y con platos auténticamente franceses. Le Fournil se instaló en Chile el año 1997 cuando dos franceses decidieron revolucionar la experiencia culinaria nacional a través de innovadoras recetas de pan. Tiempo después, la oferta gastronómica se amplió y los locales pasaron a ofrecer nuevos productos como café y deliciosos platos.

Hoy Le Fournil está relanzando su carta con un sello más clásico, rescatando el concepto del bistrot francés e incluyendo opciones como tablas de charcuterie y fromage, sopa de cebolla y confit de canard,  pero manteniendo ciertos productos y preparaciones locales como la ensalada de quinoa y palta, y por otro lado, innovando con sabores más exóticos como las empanaditas de pollo al curry y el atún en coulis de aceitunas. Esta carta tipo bistrot la puedes encontrar en los locales de Manuel Montt, Patio Bellavista, Vitacura y Lastarria.

Y bueno, lo que sorteamos es precisamente una experiencia Le Fournil para 2 personas para que puedan ir a probar esta deliciosa nueva carta con su persona favorita. Para participar, debes responder la siguiente pregunta aquí en el blog, en instagram o facebook: ¿Cuál es el origen de la palabra bistrot? Sortearemos al ganador o la ganadora el próximo Jueves 26 de Marzo. ¡¡¡Buena suerte y bon appetit!!!

Tarte Tatin de Tomates

Ingredientes

Para la masa

  • 1 y 2/3 Taza harina de centeno
  • 7 Cucharadas aceite de oliva extra virgen
  • 3 Cucharadas semillas de linaza
  • 5 Cucharadas agua filtrada fría
  • 1 Huevo de gallinas felices
  • 1 Pizca de sal

Para el relleno

  • 600 Gramos tomates cherry
  • 1 Cucharada mantequilla de campo
  • 1 Cucharada azúcar de caña rubia
  • 2 Cucharadas vinagre balsámico (o 1 de balsámico glacé)
  • Tomillo y albahaca fresca

Preparación

1. Precalienta tu horno a 200°Celsius. Para hacer la masa, combina todos los ingredientes en un bowl y amasa la mezcla hasta formar una bola. Refrigera la masa por 1 hora por lo menos.
2. Mientras la masa se enfría, prepara los tomates. Lávalos bien y luego en un sartén derrite la mantequilla con el azúcar. Cuando comienza a caramelizarse, agrega los tomates y cocina por 5 a 8 minutos.
3. Agrega el tomillo fresco y mueve el sartén para que se vaya combinando con todos los tomates, pero sin revolver ya que los tomates estarán cada vez más blandos y no queremos que se rompan. Sazona con sal y pimienta a gusto.
4. Agrega el vinagre balsámico y reduce a fuego bajo por 2 minutos. Si usaste balsámico glacé en vez del vinagre, el tiempo de reducción será menor (1 minuto) para que no se te queme.
5. Una vez que hayas caramelizado los tomates, apaga el fuego y ponlos en un molde para horno redondo. Puedes usar una fuente de vidrio para horno también o un sartén de fierro que puedas calentar a altas temperaturas.
6. Saca la masa del refrigerador, estírala con la mano o un uslero hasta el diámetro de tu fuente y ponla directamente encima de los tomates, acuñando los bordes por el lado.
7. Mete la tarta al horno y cocina por unos 20 minutos o hasta que la masa esté dorada. Cuando termines el proceso de cocción, saca la tarta del horno y déjala reposar 5 minutos antes de darla vuelta. Luego, cuidadosamente utiliza un plato de diámetro más grande que el sartén o la fuente donde la hiciste y rápidamente gira la tarta para que quede con los tomates hacia arriba. Vierte los jugos de la cocción sobre los tomares y agrega albahaca picada encima. Sirve tibia.

24 Comments

  1. Según mi querido suegro, en una de las lenguas romances regionales le decían a los comerciantes de vino “bistraud” o “bistroquet”, y después se le empezó a decir a los lugares donde vendían vino: bistro. Pero no podemos estar seguros porque mi suegro a todos los cuentos le pone una botella de vino… y después se la toma! :)

  2. Leí bastante buscando el origen de la palabra, y al parecer se confunde con “bistro” de origen ruso que en ese idioma significa rápido. Pero también leí que en las provincias de Francia ya se usaba mucho antes de la llegada de los rusos, y allí la palabra ya era ” bistrot”, que se usaba, como hasta hoy para nombrar a pequeños cafés, con el estilo de mesas y mostradores de “zinc”, lo que me hace mucho mas sentido.

  3. Por un lado se dice que los Rusos para pedir la comida decían “Bristo- bistro” que significaría “rápido-rápido”. Por otro lado se le atribuye a los franceses como parte de la jerga culinaria, y significa “propietario de un restaurante”

  4. El término bistrot se emplea para referirse a un establecimiento pequeño con una oferta de platos bastante acotada, que se muestra en una pizarra colgada de las paredes. Acostumbran a tener un plato del día, son más baratos que los restaurantes y se caracterizan por tener una atención informal.

  5. Al menos en Francia se les denomina así por su cualidad de servir comidas preparadas, lo que sería concordante con lo “rápido-rápido” de la palabra en ruso, sin embargo es dudoso cómo la palabra rusa llegó a asimilarse con lo que actualmente son los bistro.

    Saludos! y tremenda receta, un día me armaré de valor para hacerla.

  6. Yo tenía entendido que era rápido, pero a causa del concurso leí que esa definición vendria desde el ruso, que me dejo plop, ni lo hubiese imaginado.
    Y bueno leyendo, creo mas en que viene del francés de comerciante del vino.
    Al final del concurso tu nos dirás la verdad,

    Saludos

  7. Efectivamente hay versiones que dicen que viene del Ruso (rápido), y también tiene un uso en la jerga Francesa como “dueño de restaurante”, pero al parecer nadie sabe como llegó la palabra a ser sinónimo de restaurante elegante. Incluso el origen de la palabra es un poco incógnita, ya que la palabra se usaba antes de la invasión Rusa en provincias de Francia donde no hubo nunca rusos. No hay muchos registros del origen de la palabra y se cree que viene del latín vulgar o galoromance. Saludos!!!

  8. Hola Ana! Esta receta tiene rebuena pinta y tengo ganas de hacerla para un brunch. Te quería hacer dos preguntas. 1) Esta tarta es más bien salada, cierto? y 2) Con qué quedaría bueno combinarla en términos de otros platos? (en realidad te estoy pidiendo ayuda para hacer el menú!! :o) ). Una de las personas invitadas es intolerante a la lactosa, pero de resto todas comen de todo. Se me ocurre una ensalada verde y un revoltillo… GRACIAS!!

    • Hola Sofía!
      Efectivamente la tarta es salada.. Los tomates caramelizados tienen un leve dulzor, pero es un plato tipo entrada, no postre.
      Para combinarla, depende si la quieres de entrada o plato de fondo. Si es de entrada, con un pedacito pequeño de la tarta por persona estás y luego puedes seguir con algún plato más contundente como un pescado y puré de colifor, o una pasta liviana por ejemplo.
      Si quieres la tarta como plato principal, creo que las ensaladas son un muy buen acompañamiento, o también una sopa y ensaladas.
      Espero que te hayan servido los datos!
      Saludos,
      a.

  9. Ana!! Hice la tarta! De sabor me quedó deliciosa! El punto de salado y dulce fue perfecto. Lo que sí fue menos lindo fue la masa. No sé bien donde estuvo el asunto pero sobretodo los bordes me quedaron medio chiclosos. A ver, usé harina todo uso y la linaza molida, con lo cual las proporciones de líquido quizás no fueron las mejores. También me dio la impresión que he debido dejar reducir los tomates un poco más o hacerlo a fuego más alto por menos tiempo… En fin, con mucho gusto intentaré otra vez a ver qué tal!! La serví de plato principal, con una ensalada de arúgula, champiñones e hinojo; y un revoltillo de huevos y chorizo. De postre croissants de chocolate oscuro; y mimosas de bebida ;o). Todos quedamos muy contentos!! Puse un par de fotos en instagram (@langostittas). Gracias por tu ayuda y por colgar estas recetas tan chéveres y deliciosas! Me encanta tu blog.

    • Que rico festín Sofía!!! Suena todo delicioso!! :) Me alegro que las recetas te gusten y te sirvan!
      Quizás lo de la masa puede haber sido porque usaste harina de todo uso (esa es la blanca, no), y la receta de la masa es con harina de centeno.
      La harina de centeno tiende a ser más dura por lo que aguanta un poco mejor el líquido y se comporta de otra manera en el horno.
      Cuéntame si la vuelves a intentar y qué tal te queda.
      Saludos!!
      a.

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published