Zanahorias asadas con pesto de hojas de zanahoria

ensalada zanahorias

Cuando compramos frutas y verduras en la feria, o mediante sistemas de cajitas orgánicas a domicilio como tienen los chicos de Huertas a Deo y La Fraternal entre otros acá en Chile, es normal que los productos que compremos sean de diferentes tamaños y formas. También es normal que vengan tal cual salieron de la tierra y sin mucha producción. En general vienen con un poquito de tierra, otras veces con uno que otro bichito (me han tocado babosas, caracoles y chinitas), pero lo mejor de todo, es que vienen con sus hojas y tallos intactos, lo cual nos abre un nuevo mundo de posibilidades culinarias en algunos casos.

zanahorias

Las zanahorias son uno de esos casos y con las cuales me encanta innovar. De a poco he aprendido a aprovechar un ramillete de zanahorias hasta para tres usos distintos, sin dejar ningún residuo para la basura. Me encanta cuando logro eso con algunos productos, y donde puedo minimizar el impacto que tienen sobre el medio ambiente. Al comprar un ramillete de zanahorias a granel, sin ninguna bolsa de plástico que la envuelva, ya estamos ayudando a reducir los desechos inorgánicos producto del packaging. Y si además después somos capaces de aprovechar todo lo que nos regalan las zanahorias para no dejar ni un gramo de desechos orgánicos, ¡increíble!

carrot tops

La próxima vez que se encuentren con un ramillete de hojas de zanahorias, por favor no las boten, métanlas a una procesadora de alimentos con un poco de aceite de oliva y aliños, y en dos segundos tendrán un pesto muy especial y delicioso. Es un pesto bastante herbáceo, como si estuviera hecho de pasto recién cortado. Tiene unas notas ácidas que le quedan perfecto a las zanahorias caramelizadas y un dejo amargo al final que ayuda a envolver todos los sabores. Es bastante versátil y lo pueden usar en ensaladas, sandwiches, como dip de picoteo, o para acompañar una pasta, sopas, o cualquier otra verdura asada. Se los recomiendo de sobre manera, además que se van a lucir con la innovación. No creo que haya muchas personas que hayan probado esta delicia.

¡¡Antes que se me olvide!! Este post es parte del desafío del mes de Ventanas Verdes, el grupo de blogueras saludables al cual pertenezco. Como la mayoría de ellas está en el otro hemisferio, el tema de este mes eran las ensaladas de verano, y aunque por estos lados hemos tenido un otoño muy templado, tampoco daba como para una ensalada fría. Lo bueno es que nos adaptamos, y yo le agrego la nota invernal al compilado de recetas con esto que también podría llamarse una ensalada tibia de zanahorias, ¿no? Bon Appetit!

pesto zanahorias asadas caramelizadas ensalada zanahorias

Zanahorias asadas con pesto de hojas de zanahoria

Porciones 4
Tiempo de preparación 20 minutes
Tiempo de cocción 15 minutes
Tiempo total 35 minutes
Dieta Gluten Free, Vegan

Ingredientes

Para las zanahorias asadas

  • 1 Manojo zanahorias
  • 2 Cucharadas aceite de sésamo
  • 1 Cucharada vinagre de maqui (puedes reemplazar con vinagre balsámico)
  • 1 Cucharada miel
  • 1 Cucharadita sal de mar
  • 1 Cucharadita paprika

Para el pesto

  • Hojas de zanahoria
  • 1/4 Taza aceite de oliva
  • 1 Cucharada sésamo blanco tostado
  • 1 Cucharadita sal de mar
  • 1 Limón (sólo su jugo)

Preparación

1. Calienta el horno a 250°C, y prende el grill de tu horno si es que tiene esa función.
2. En un bowl pequeño mezcla los ingredientes para el glaseado de las zanahorias: aceite de sésamo, miel, vinagre, sal y paprika.
3. Lava bien las zanahorias. Si son orgánicas las puedes dejar con la cáscara, pero si no son orgánicas te conviene pelarlas. Una vez que las tengas listas, cubre una lata de horno con papel para hornear (papel mantequilla) y distribuye las zanahorias.
4. Agrega de a una cucharada la mezcla de aceite de sésamo, miel y vinagre, hasta cubrir todas las zanahorias, y mételas al horno a fuego alto bajo el grill por 15 minutos. Pincha con un tenedor para testear el nivel de cocción. Antes de sacarlas del horno deben estar blandas, pero con algo de consistencia crunchy aún.
5. Para hacer el pesto, debes primero lavar bien las hojas de las zanahorias y despodar un poco los tallos más gruesos. La idea es que uses las hojas más tiernas.
6. Agrega las hojas, el jugo de limón, el aceite de oliva, las semillas de sésamo, la sal y la pimienta a una procesadora de alimentos o una mini pimer, y muele durante 5 minutos hasta formar una pasta suave y cremosa.
7. Sirve las zanahorias asadas tibias con el pesto de las hojas de zanahoria y un poco de aceite de oliva. Este plato lo puedes comer sólo, o puedes servir las zanahorias sobre una cama de hojas verdes, o acompañar con un poco de palta y tostadas de pan de campo. ¡Queda maravilloso como lo pruebes!

6 Comments

    • Gracias Chelo!! La verdad es que es cada vez más difícil encontrarse con los tallos de las zanahorias por acá. En los super viene todo igual, en bolsas y sin ninguna hoja. Pero la verdad es que si encuentras, compra y dales un uso porque son deliciosas!! Un sabor súper particular, pero ricas ricas! Besos compañera!!! (A todo esto, debo decir que me ha encantado esto de compañeras!! Suena a que somos como revolucionarias de la cocina saludable jeje)

  1. Ahora casi siempre compro las zanahorias a granel con sus preciosas hojas, y me muero por probar esta receta para aprovechar y hacer un pesto con ellas! Qué pinta más rica tiene :). Además, es que la zanahoria asada me encanta, tienen un sabor espectacular.

    Un abrazo

  2. Me encanta tu ensalada tibia de zanahorias y tu toque invernal cuando nosotras nos ponemos en modo verano, eso enriquece al grupo siempre aunque a ti te volvemos un poco loca jeje Lo del pesto con las hojas lo tengo que probar ya!!! solo por tu descripción estoy salibando ummm que gran idea!
    Un besazo Anita!!!

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published