https://ciudadanab.com/
Logo Ciudadana B

Granola de plátano

04
El fin de semana pasado fuimos al supermercado a comprar un par de cosas, y nos encontramos con un mar de promotores y promotoras tratando de hacerte comprar su producto como fuera. Se nos había olvidado que los fines de semana son días de promoción, y que el supermercado se transforma en un bazar de degustaciones lleno de gente.

Normalmente suelo tener paciencia con los promotores, especialmente porque son chicos o chicas jóvenes, probablemente estudiantes que además trabajan en lo que puedan en sus tiempos libres, y que poca injerencia tienen en decidir qué promocionan y lo que hay detrás de ese producto o marca. Pero el fin de semana pasado me tocaron unos promotores medios odiosos e insistentes así que no me pude aguantar la protesta.

Al final del pasillo de los cereales se me acerca un chico ultra energético casi al nivel de hiperventilación con una caja de Chocapic en la mano. Me mira el carro y me dice, «Holaaaaa! Veo que te faltan los Chocapic en tu compra». A lo cual yo amablemente respondí :»No gracias, no como Chocapic». Insatisfecho con mi respuesta, se pone delante de mi carro y me dice «Pero cómprele Chocapic a sus niños».(Osea, ¿hola?.. ¿De dónde asume este que yo soy madre de familia?) «No tengo hijos», respondí. «Y si los tuviera, tampoco les daría Chocapic». Con lo que me queda mirando con cara de no entiendo y me pregunta «¿Por qué?». «Porque son pura azúcar», le dije. «Si es verdad», me responde el promotor. Me suelta el carro y me deja pasar.

01
La verdad es que nunca había tenido un diálogo como ese en un supermercado y hasta me dio risa al final. Fue todo muy en buena onda, pero me hizo pensar en las cantidades de cosas que el grueso de la gente compra en supermercados sin cuestionar lo que viene en su interior. No nos damos cuenta que como consumidores tenemos un poder inmenso al momento de la compra, y que muchas veces lo usamos sin ni siquiera pensar a quién estamos premiando y por qué.

El caso de los cereales en general es un problema en si mismo. Todas las marcas infantiles de cereales tienen altísimos niveles de azúcar y sodio, e incluso los cereales para adultos que se promocionan como altos en fibra y proteínas, terminan siendo publicidad engañosa y sólo una pantalla para esconder la alta cantidad de azúcar con que están hechos. Lo peor en el caso de los cereales para niños es que vienen llenos de dibujos animados y con regalos, lo que los hace aún más atractivos para los pequeños, a pesar de que no sea un alimento saludable ni nutritivo. Hay que tener ojo y leer las etiquetas, y si nada de lo que hay disponible en el supermercado te satisface, pues manos a la obra a hacer tus propios cereales de desayuno.

Nosotros con Nico comemos avena orgánica y la preparamos de diferentes maneras. A veces con agua, otras veces con yogurt casero, otras con fruta y semillas, dependiendo de lo que queramos comer ese día. De vez en cuando hacemos granola en casa, lo cual es demasiado fácil y no demora nada. Además, es la mejor manera para regular que cosas le agregas a la mezcla, ya que las que venden en el mercado hoy son demasiado dulces y altas en grasas.

02

La receta para esta granola la saqué de un blog que me gusta muchísimo, y que se llama Green Kitchen Stories. Está escrito por una pareja de Dinamarca y son muy talentosos con sus recetas. Siempre me sorprenden las cosas que hacen con ingredientes sencillos y que a mi difícilmente se me ocurriría combinar. Como esta granola que lleva plátano molido. Suena extraño, pero queda increíble, y aglutina las hojuelas de avena para que queden esos como patacones de granola que son tan deliciosos.

Una vez que la hayan hecho la pueden guardar en un frasco hermético y la dejan en la despensa o algún otro lugar fresco y seco de la cocina. A nosotros nos dura como dos semanas, pero no porque se eche a perder, ¡si no porque la comemos antes ya que es exquisita! Bon Appétit!

03 05 06

Granola de plátano

Porciones 12
Tiempo de preparación 10 minutes
Tiempo de cocción 20 minutes
Tiempo total 30 minutes
Dieta Gluten Free, Vegan

Ingredientes

  • 3 Tazas avena orgánica
  • 1/2 Taza almendras picadas
  • 1/2 Taza semillas de zapallo
  • 1 Vaina vainilla (sólo la pastita de su interior)
  • 1 Pizca sal
  • 3 Cucharadas aceite de coco orgánica
  • 3 Cucharadas maple syrup
  • 2 Plátanos muy maduros

Preparación

1. Precalienta el horno a 200°C y pon un papel para hornear sobre la lata del horno.
2. En un bowl grande, combina la avena, las almendras, semillas de zapallo, vainilla y sal y mezcla bien todo.
3. En otro bowl mezcla el aceite de coco, el maple syrup y los plátanos maduros, y revuelve la mezcla hasta que quede homogénea.
4. Agrega la mezcla del plátano a los ingredientes secos, y combina todos los ingredientes con las manos, revolviendo por uno o dos minutos, y hasta que esté bien mezclado todo.
5. Vierte toda la mezcla sobre el papel de la lata de horno y llévala al horno a 200°C por 15 a 20 minutos. A los 10 minutos de cocción, revuelve la granola con una cuchara de palo y chequea que no se esté tostando mucho. Una vez lista, deja que se enfríe por completo antes de meter en un frasco hermético.

Notas

La receta original la puedes encontrar aquí.

También podría gustarte

Bienestar

Manifiesto de Apertura

Empiezo este blog como una manera de canalizar ideas, sentimientos y percepciones sobre la vida actual. Me abruma la sensación de estar perdiendo las cosas

Pertenencia

Misión Menos Plásticos

Hace poco uno de mis colegas me compartió el link de youtube del último programa de Informe Especial de TVN: «Plásticos, el doble filo».  Lo vi

#Mindey

@mindey

Suscríbete al newsletter para recibir todas nuestras novedades.