https://ciudadanab.com/
Logo Ciudadana B

Puré de manzanas orgánicas

07

Este post es súper especial, ya que es mi primer aporte al grupo de Ventanas Verdes, un grupo conformado por varias chicas bloggeras de alrededor del mundo, quienes comparten también el gusto por la alimentación saludable y en base a productos naturales y sostenibles. El desafío de este mes eran las conservas, lo cual claramente sería un buen ejercicio de creatividad para las que estamos en el hemisferio sur y a finales del invierno.

Yo había hecho conservas a fines del verano antes, y creo que esa es la mejor época para conservar los productos que nos regala la tierra, ya que hay un sinfín de verduras y frutas perfectas y en su punto. El verano es como una avalancha de comida fresca y muchas veces la tierra nos regala más de lo que podemos comernos en la misma temporada, por lo que la necesidad de conservar el alimento para los meses más fríos es casi una obligación para no perder la cosecha.

Desde tiempos inmemoriales el ser humano ha deshidratado, salado, y fermentado sus excedentes alimenticios, como una forma de conservar el alimento a lo largo del tiempo, y así poder llevarlo consigo mientras viaja.  Sin embargo, las conservas en frascos como las conocemos hoy, sólo aparecen hacia fines del siglo XVIII, y las conservas en lata recién a principios del siglo XIX. Desde entonces hasta hoy las técnicas y los implementos han mejorado muchísimo, y el conocimiento está disponible para todos quienes quieran hacer conservas caseras.

01

Como les contaba, yo hace poco que empecé a experimentar con conservas caseras, y el verano pasado me dediqué a hacer mis primeras pruebas con tomates orgánicos y ciruelas orgánicas. Al principio estaba un poco nerviosa porque no tengo la olla especial para hacer las conservas, ni tampoco pude encontrar en Chile los frascos que se recomiendan (Mason Jar), y mientras más leía al respecto más me entraba el pánico respecto a los cuidados que hay que tener y el tremendo trabajo que significa todo el proceso.

Finalmente decidí seguir al pie de la letra las indicaciones de la USDA en Estados Unidos, usando su guía para hacer conservas caseras y todo resultó de maravilla. Para qué les cuento como quedaron las conservas, y todo lo que disfrutamos durante el invierno, así que para este verano me voy a ir preparando desde ya para llenar la despensa con productos de temporada que nos abastezcan durante el invierno.

02

Pero bueno, volviendo al post que nos convoca, para el desafío de Ventanas Verdes de este mes decidí hacer mi puré de manzanas estrella, aprovechando las últimas manzanas de la temporada otoño-invierno 2014. La verdad es que a principios de Septiembre las manzanas que van quedando están bien pasaditas, y no se si son las más apetitosas para comer crudas ya que se ponen un poco harinosas. Pero si están perfectas para hacerlas puré o compota, y además como ya están súper maduras, su contenido de azúcar natural es más elevado por lo que este puré también sirve como un buen endulzante natural para postres o muffins.

03 04 05

Lo bueno de hacer este puré de manzana es que además puedes aprovechar las cáscaras para hacer jugo, con lo que usas la manzana al máximo y no desperdicias nada. Para hacer el jugo con las cáscaras es muy importante que sean manzanas orgánicas, ya que sino finalmente estarás tomándote un jugo de químicos no muy saludables. Simplemente hierves todas las cáscaras en una olla aparte con 1.5 litros de agua fría y agregas canela, jengibre, cardamomo, y clavos de olor. Dejas que hierva y se reduzca a 1 litro de jugo, cuelas las cáscaras y listo. Deja enfriar y guarda en el refrigerador hasta 10 días.

El puré es igual de simple y la receta está al final del post. Esta vez eso si, no pasé los frascos por el proceso de hervor para sellarlos como conserva, sino que los congelé (otro método para preservar los alimentos también).

06 07 08

 

Puré de manzanas orgánicas

Porciones 12
Tiempo de preparación 30 minutes
Tiempo de cocción 30 minutes
Tiempo total 1 hour
Dieta Gluten Free, Vegan

Ingredientes

  • 4 Kilos manzanas orgánicas
  • 1 Cucharada canela en polvo
  • 1 Cucharadita clavos de olor enteros
  • 1 Cucharadita semillas de hinojo
  • 1 Cucharada semillas de cardamomo
  • 1 Cucharadita jengibre en polvo
  • Agua filtrada

Preparación

1. Lavar las manzanas, pelar y descarozar. Guardar las cáscaras y los carozos para hacer jugo según las indicaciones en el post.
2. Picar las manzanas en cuartos y ponerlas en una olla grande. Agregar todas las especias y cubrir con agua filtrada hasta tapar todas las manzanas.
3. Llevar a punto de hervor a fuego alto, y luego bajar el fuego y dejar que se cocinen por media hora. Cuando estén blandas, apagar el fuego y dejar reposar hasta que se enfríen.
4. Una vez que se hayan enfriado, moler con una juguera de mano o en una juguera tradicional hasta formar un puré con la consistencia deseada. Puedes dejarlo con más o menos pedacitos de manzana según tu preferencia.
5. Esterilizar los frascos de guarda y rellenar hasta 2 cms por debajo del borde. Si los vas a congelar, etiqueta los frascos con su contenido y fecha y listo. Si los quieres sellar con calor, revisa la Guía de Conservas Caseras de la USDA (link en el post).

También podría gustarte

Bienestar

Manifiesto de Apertura

Empiezo este blog como una manera de canalizar ideas, sentimientos y percepciones sobre la vida actual. Me abruma la sensación de estar perdiendo las cosas

Pertenencia

Misión Menos Plásticos

Hace poco uno de mis colegas me compartió el link de youtube del último programa de Informe Especial de TVN: «Plásticos, el doble filo».  Lo vi

#Mindey

@mindey

Suscríbete al newsletter para recibir todas nuestras novedades.