Espirales De Centeno Con Salsa De Tomate, Olivas Y Espinaca

Porciones 2
Tiempo de preparación 20 minutes
Tiempo de cocción 30 minutes
Tiempo total 50 minutes
Dieta Vegetarian

Ingredientes

  • 2 Tazas espirales de centeno
  • 1 Taza salsa de tomates
  • 100 Grs. espinaca
  • 50 Grs. aceitunas negras descarozadas
  • 2 Cucharadas aceite de oliva extra virgen
  • Queso parmesano para rallar a gusto
  • Sal y pimienta para sazonar a gusto

Preparación

1. Poner a cocer los espirales según las indicaciones del envase. La verdad es que no hay mucha ciencia en esta etapa ya que es el mismo procedimiento que para la pasta de trigo normal. Agua hirviendo, sal, pasta y unos 10 minutos a fuego medio.
2. Preparar una buena salsa de tomates y calentar a fuego bajo. Acá lo ideal es hacer uno la propia salsa de tomate en el instante, con buenos tomates de estación, algunas cebollas, ajo, laurel, vino tinto y aliños. Sin embargo, ahora en invierno cuando no hay tomates de verdad, es preferible usar alguna que hayamos hecho en el verano y hayamos guardado como conserva para estos momentos críticos del invierno en que nos bajan los antojos veraniegos. Si no te planificaste bien en el verano, trata de encontrar algún proveedor que si lo haya hecho y venda sus salsas o concentrados de tomate orgánico, sin los aditivos y conservantes que encontramos en las que venden en los supermercados. Como dato, en la Ecoferia de la Reina hay un puesto de la Granja el Molino con una señora que vende una salsa de tomate biodinámica maravillosa.
3. La espinaca esta vez la usaremos cruda, por lo que hay que lavarla muy bien, cortar en pedacitos y reservar.
4. Finalmente, las aceitunas hay que descarozarlas y cortar en rodajas para agregarlas a la pasta al final.
5. Una vez que ya tenemos todos nuestros ingredientes preparados y la pasta está cocida, colamos los espirales y disponemos mitad y mitad en cada plato. Agrega un cucharón de salsa de tomates caliente, las aceitunas trozadas, y las espinacas en pedacitos. Corrige el sabor con sal y pimienta a gusto y espolvorea todo con queso rallado. Puedes decorar con un poco más de espinaca o aceitunas, o simplemente sirve acompañado de una buena copa de vino tinto. Bon appetit!!