Homemade Ginger Ale

Porciones 10
Tiempo de preparación 20 minutes
Tiempo de cocción 30 minutes
Tiempo total 50 minutes

Ingredientes

  • 500 Grs. Jengibre fresco (equivalente a 5-6 ramas completas)
  • 1 Taza miel (o azúcar rubia)
  • 1 Limón por vaso
  • Agua mineral con gas (o soda)
  • Hielo

Preparación

1. Lavar y pelar todas las ramas de jengibre. Luego cortar en rodajas gruesas y poner en una olla con 1.5 Litros de agua fría.
2. Poner la olla a calentar a fuego alto hasta que hierva. Reducir el fuego al mínimo y dejar que hierva suavemente hasta que el líquido se reduzca a la mitad (aproximadamente media hora).
3. Colar el jugo y reservar. Las rodajas de jengibre que sobren las pueden guardar para agregarlas a un té o saltear en las comidas como aliño.
4. Agregar la taza de miel o azúcar al concentrado de jengibre y revolver bien hasta disolver. Yo en general prefiero las cosas menos dulce, pero si quisieran más dulzor en la bebida final, ajustar la cantidad de miel o azúcar hasta su preferencia.
5. Dejar enfriar y reservar. Este concentrado dura hasta 10 días en el refrigerador, y es la base de una ginger ale casera.
6. Para armar tu bebida, agrega 1/3 taza de este concentrado a un vaso sin hielo. Exprime el jugo de 1 limón directamente en el vaso, rellena con agua mineral con gas o soda gasificada, y agrega hielos a gusto. Ya tienes tu ginger ale casera, mucho más sana, natural y menos procesada que las de los supermercados. ¡Salúd!

Notas

Para una versión con malicia, al mismo vaso se le puede agregar un poco de pisco, ron o vodka, y queda un cocktail maravilloso!